It (sin spoilers): flotando la vida es más sabrosa

No es extraño ver una historia de Stephen King ser adaptada en algún medio, este año recibimos Dark Tower, The Mist (en formato de serie televisiva); pero, cuando se trata de It, hablamos sobre una de las historias más reconocidas del autor, gracias a la adaptación televisiva de los 90’s con Tim Curry interpretando al icónico Pennywise que marco a una generación. Pasaron 27 años exactos (coincidencia que nunca deja de sorprender) y llego la primera adaptación cinematográfica de la novela. Andrés Muschietti dirige esta retorcida cinta, junto a Bill Skarsgård como Pennywise, Jaeden Lieberher como Bill Denbrough y Sophia Lillis como Beverly.

Derry es una ciudad afligida por una extraña ola de muertes y desapariciones, Georgie Denbrough es una de las victimas más recientes y desencadena una investigación por parte de su hermano mayor Bill junto a su grupo de amigos conocidos como Los Perdedores, pronto descubrirán que una extraña entidad está detrás de los crímenes ¿podrán los perdedores hacerle frente a IT?

La película nos muestra como el grupo de los perdedores se unifica y decide resolver el misterio que sigue a este payaso, la narración no se pierde mostrando cosas innecesarias, tenemos poco tiempo con los personajes haciendo algo que no tenga que ver con esta entidad, las pocas veces que vemos partes de su vida personal o con sus padres, son cosas importantes para la trama o desarrollo de personajes, la vida hogareña de Beverly es algo increíblemente importante para el personaje por ejemplo, y supieron hacer que esto no te distraiga del hilo central. Las 2 horas y 15 minutos se me pasaron volando gracias a la estructura narrativa, es algo bastante admirable cuando parte de la película es una convergencia de diferentes sucesos un tanto aislados y estos desencadenan las vivencias de los niños.

La historia no te deja respirar, siempre va de momento perturbador a otro, ya sea en relación a los mayores miedos de estos niños u algo que explique su historia y la ciudad en la que conviven, además, todo el juego sobre quien es el misterioso payaso está muy bien llevado, nunca sientes que se vuelve predecible y hábilmente logra tenerte al filo del asiento casi siempre; aun así, con algunas revelaciones ya casi llegando al clímax de la película, uno puede dejar de ver a IT como una amenaza, aunque también puede ser el efecto que se buscaba, pero personalmente es algo que me dejo en un término medio, no me arruino la experiencia en ningún aspecto, pero es una observación valida.

Bill Skarsgård tenía un gran reto al tener a un antecesor como Tim Curry, en especial porque es lo más recordado (y lo mejor) de aquella miniserie de 1990, pero cuando lo vi por primera vez, realmente se robó el corazón de toda la sala, tiene una caracterización espectacular, realmente se metió dentro del personaje y cada vez que le toca actuar es irreconocible, perturba hasta la médula y eso es algo que en mucho tiempo no sentía con una película del género, realmente sientes que no es un simple payaso malvado, que es algo mucho mayor y peligroso.

Los niños hacen un trabajo increíble, Jaeden Lieberher se luce como Bill, es un personaje al cual realmente entiendes en su motivación y manera de ser, quiere saber que le paso a su hermano y esto le afecta durante toda la película. Sophia Lillis me sorprendió muy gratamente, tiene a un personaje bastante tormentoso y transmite muchas sensaciones con unas cuantas secuencias donde ella es el centro de atención.

Todo el grupo tiene una gran química y eso es algo que se nota, hay mucho humor entre estos chiquillos, pero también hay mucha emoción y diferentes pensamientos sobre si actuar o no en determinados momentos, varios de estos personajes tienen un trasfondo duro, unos mucho más que otros, pero a fin de cuentas todos se complementan y llegan a tener momentos donde comprendes el porque cada uno tiene un actuar diferente.

También quiero destacar el rol que tienen los adultos en esta película, Alvin Marsh (Stephen Bogaert) padre de Beverly, es probablemente uno de los personajes más perturbadores de la cinta (excluyendo a It en todas sus formas obviamente), realmente sientes un asco con la poca información que te entrega. No entrare en mucho detalle respecto a los demás adultos (hazlo tú cuando la veas), pero cada uno simboliza diferentes aspectos que hasta el día de hoy siguen viéndose y es algo que en momentos me perturbo muchísimo, incluso, un poco más que IT.

En aspectos técnicos, la banda sonora funciona muy bien en determinados momentos, no es algo que sea especialmente destacable o que recordaré por siempre, hay unos muy buenos juegos con los sonidos en determinadas escenas, pero, no deja de sentirse como una banda sonora normal para una película de terror.

La fotografía de Chun-hoon Chung es algo que realmente se podría haber trabajado más, todo funciona correctamente, está muy ambientada, pero, realmente de 2 horas 15 minutos de película, solamente 1 plano es lo que más se quedó en mi memoria, fuera de ese momento en específico, todo queda con un ok, no es mala, pero tampoco tiene elementos destacables.

IT es una gran película que realmente disfrute mucho, tiene cosas que no terminan de cuajar, aún así, es una experiencia única, supo perturbarme y dejarme con un gran aire de suspenso durante la mayoría del metraje, obviamente hay sustos, claro que esto depende de la persona, si ya eres un adulto probablemente tendrás una reacción menor a la de alguien más joven, o simplemente, más asustadizo. La historia me mantuvo al tanto siempre y es algo destacable dentro de una adaptación tan conocida como IT, mucha gente ya conoce la historia o por lo menos su primera parte. Recomiendo encarecidamente la cinta, tiene un gran trabajo actoral, montaje y es fácilmente una de mis favoritas dentro de lo que va del año y solo me queda flotar hasta el segundo capitulo.

Comments

comments