Review: Hellboy, desde el infierno a la gran pantalla

En el año 2004 ya tuvimos una película de este demonio que tuvo su secuela el 2008, ambas a manos del gran Guillermo del Toro, pero no fue suficiente para este personaje ya que ahora Neil Marshall nos vuelve a presentar a este carismático demonio y llega a la cartelera nacional gracias a los amigos de Cinetopia.

A modo de “reboot” nos muestran la historia de este personaje desde cero, luego de una serie de dilemas en la producción se terminó optando por David Harbour como protagonista.

Con una estética muy similar al cómic, y con similar me refiero a que tiene frames calcados a este, nos sumergen en el universo crudo y sangriento que creó Mike Magnola.

Destaco el maquillaje, que logra en más de una ocasión chocarnos con planos detalles un tanto repulsivos y nos muestran de forma grotesca a algunos personajes, está muy bien logrado lo que hace que realmente nos creamos la existencia de todas estas criaturas, incluyendo a Hellboy.

La película tiene una estética un tanto fantástica, pese a eso esta nos muestra un universo realista, donde el espectador se integra desde los primeros 5 minutos y se habitúa a esta fantasía.

En cuanto a la fotografía, esta tiene un leve grano, lo que le aporta crudeza al film, y los encuadres y movimientos de cámara están muy bien cuidados, sobretodo en las , no pocas, escenas de acción. El nivel de hemoglobina en pantalla es tremendo, por lo que los más fans van a quedar encantados con eso y los no tan fans van a impactarse con ese tipo de escenas tan gráficas.
La elección del soundtrack está magnífica, dándole un toque más actual al personaje, sumando comedia en algunas ocasiones y sin salir de lo oscuro del film.
Los escenarios están acorde a la trama y ambiente de los personajes, las iglesias, los bosques, las salas secretas bajo tierra, todo aporta en gran manera.
Lo que considero el punto más débil es el argumento como tal, ya que se hace predecible y poco interesante en algunas escenas.
Las interpretaciones son buenas, vemos a un David Harbour totalmente inmerso en el personaje, irónico, un poco infantil y poderoso sobre todo, al igual que a Milla Jovovich quien se luce en el papel de villana.


Ojo que hay dos escenas post creditos que no se pueden perder, las que nos dan pie a posibles secuelas.
Sin duda una película entretenida y épica a partes iguales que cumple bien su función de re contar la historia de Hellboy.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comments

comments