Esports: más que entretenimiento, una oportunidad para el futuro de la región

Los esports registran niveles récord de audiencia, no sólo a nivel global sino también en América Latina. Según Newzoo, la transmisión en vivo de juegos superará los 100 millones de espectadores en 2022 y superará los 122 millones en 2024 en la región. No es solo un deporte electrónico, sino que se ha convertido en la forma de entretenimiento más popular y rentable de la actualidad. Se estima que los ingresos de los deportes electrónicos en América Latina treparán a 58 millones de dólares en 2022, y superarán los 71 millones en 2024*. Esta suma parece irrisoria frente a las estimaciones globales que oscilan entre los 1.500 y los 3.200 millones de dólares para el próximo año, superando al SuperBowl o la Champions League en términos de ingresos brutos anuales. Por lo tanto, los esports ofrecen múltiples oportunidades para la región.

Para competir y obtener beneficios en los esports, es primordial considerarlo como un negocio serio. Las organizaciones deben profesionalizarse y transformarse en empresas, como el Real Madrid o el Barcelona, con estructuras de equipo sólidas en marketing y comunicación, administración, recursos humanos y área deportiva, entre las más importantes. Además, por el nivel de exigencia, los gamers, especialmente los profesionales, deben ser considerados como deportistas de alto rendimiento. Talento y habilidades no son suficientes, hay que prepararlos y entrenarlos.

“El gran desafío en un equipo de esports es trabajar con gamers jóvenes que muchas veces están lejos de sus casas, por eso es muy importante el apoyo psicológico en torno a la comunicación efectiva, el manejo de emociones y resolución de conflictos”, explica Luciana Vainstoc, psicóloga deportiva especializada en equipos de esports, en el marco del Foro Pro-Gamer, organizado por HyperX y transmitido por Twitch en toda América Latina.

Como los atletas, un equipo profesional de esports requiere de un cuerpo técnico integrado por un preparador físico, un psicólogo, un nutricionista, y poner el acento en la constancia, el esfuerzo, la disciplina y los hábitos saludables.

“El entrenamiento invisible del gamer, vinculado a una alimentación consciente, un descanso reparador, y la hidratación, es fundamental para que logre su máximo rendimiento”, señala Alejandra Hintze, especialista en medicina deportiva.

En Latinoamérica, Isurus, uno de los equipos patrocinados por HyperX, es la marca de esports más exitosa. Fundada en 2011 y con oficinas en México, Brasil, Argentina y Chile, ha superado los cien títulos en más de diez juegos distintos, compitiendo en las mejores ligas regionales e internacionales que se disputaron en Asia, Estados Unidos y Europa.

“Estar a la altura de un equipo importante requiere perfeccionarse constantemente, afrontar desafíos, superarse, y aprender a lidiar con la victoria y la derrota. Siempre hay oportunidad de mejora”, confía Rodrigo “Pino” Manarino, coach de Isurus CSGO.

Pero en una organización de esports no todo es juego y competencia. La comunicación y el marketing juegan un rol fundamental en el posicionamiento de la marca y la generación de ingresos. La creación permanente de contenidos para redes sociales y para plataformas de streaming como Twitch es clave para la captación de audiencia.

“Como cualquier club de fútbol, las organizaciones de esports queremos tener nuestros propios seguidores”, afirma Facundo Calabró, creador y CEO de Isurus. “Los sponsors son una pata fundamental de este negocio y la forma de que nos apoyen es siendo un vehículo a través del cual puedan llegar a sus consumidores”.

Según Newzoo, se espera que para 2021 haya una inversión de US$ 641 millones por parte de sponsors a nivel mundial, lo que representa un incremento del 11,6% respecto a 2020. En América Latina, el 60% de los ingresos provienen de patrocinios.

Comments

comments

Joaquín
Escritor de Ñoñoverso y Fanboy de DC (aunque igual me gusta Daredevil de Marvel).