De vuelta a lo clásico: Katamary Demacy está de vuelta

Dieciséis años han pasado ya desde un lejano 2004, en el cual muchos niños alrededor del mundo llegaban de sus escuelas a relajarse a jugar en su ps2, en aquel momento ya habían muchos éxitos en la consola como lo fue Grand Theft Auto Vice City o los éxitos de la franquicia de Hideo Kojima como Metal Gear Solid, pero ese mismo año, llegó un titulo que además de raro era bastante innovador, hablamos de Katamari Damacy, un videojuego japonés del tipo puzles y aventura, que a simple vista, pareciera estar orientado a un publico infantil debido a lo sencillo de sus controles y su alegre y viva paleta de colores, sin embargo, debido al retorcido humor lleno de doble sentido junto a un planteamiento surrealista fue capaz de cautivar a un publico mucho mas adulto.

Gracias a Bandai Namco por facilitarnos la copia utilizada en esta review

Katamari Damacy REROLL nos sitúa en el papel de un pequeño príncipe, cuya principal misión es reconstruir constelaciones, estrellas y la luna, que fueron destruidas de manera accidental por su padre. Para conseguirlo, tendremos que rodar una bola gigante llamada Katamari, a lo largo y ancho de distintos mapas, recolectando cualquier clase de objeto hasta que la gran bola  se convierta en una estrella.

Hace ya bastantes años que no teníamos la oportunidad de disfrutar algo de la franquicia de Katamari Damacy, una de esas sagas ocultas entre los mega éxitos de la época, pero para muchas una joya. Por fortuna para los fanaticos, Bandai Namco ha proporcionado la oportunidad de volver a disfrutar una adaptación del mismo título de ps2, pero ahora en PC, Nintendo Switch y PS4, esta ultima siendo la consola en la cual tuvimos la oportunidad de probarlo.

Evidentemente, hubiese sido mejor poder disfrutar del titulo completamente nuevo y creado para las generaciones actuales de consolas. Pero teniendo en cuanta el tiempo no había ninguna novedad de esta saga (al menos en consolas y pc), sin duda es una maravillosa noticia que Bandai Namco quisiera recuperar esta bella saga llena de alegría.

La maravilla de lo simple.

Si bien este juego utiliza un concepto bastante simple al igual a todo lo que rodea al argumento, personajes y demás elementos que dan forma a esta gran estrella. Primero, hablaremos de todo el trasfondo narrativo. La aventura como ya mencionamos nos hace encarnar a un príncipe que debe demostrar su valía antes el Rey del Cosmos, su padre. Y para ello debe devolver constelaciones y estrellas que fueron destruidas de manera accidental por el Rey del Cosmos.

Si bien ese es el plot principal del juego, el gameplay se vuelve aun mas confuso. Nuestro principal cometido es mover una pequeña bolita, del porte de una pequeña araña, e ir creando la bola mas grande posible mientras. Para ello, contamos con un artilugio llamado Katamari, que es un objeto esférico que posé la cualidad de ir pegado o adhiriendo todo lo que toca, siempre y cuando dicho objeto sea del tamaño adecuado.

Esto ultimo tiene importancia dado que las dimensiones de nuestro Katamari van aumentando mientras mas objetos se pegan a él, por lo que, si un item al principio no lo podíamos recoger, si recolectamos mas objetos quizá si pueda ser recogido antes de que termine el tiempo. Si bien no es un desafío los primeros niveles, mientras todo avanza se empieza a convertir en un juego de estrategia en cual tendrás que priorizar por recoger objetos para que tu Katamari crezca con mayor velocidad, y también tener mas cuidado, ya que si chocamos con alguna pared o hay algún personaje que te ataqué perderemos varios de los objetos recogidos.

No vamos a mentir, seguramente alguno de los que lean esto nunca hayan jugado un titulo de esta saga, por lo que la premisa y graficas que ofrecen pueden parecer carentes de atractivo, la verdad es que es todo lo contrario pero lamentablemente este titulo posee un encanto muy difícil de transmitir, que solo se puede entender al probar el juego. Por otra parte, es muy probable que al ver el juego tampoco llame la atención por su apartado gráfico, que a pesar de ser una versión HD del juego original, lo cierto que es no presenta mejoras graficas en torno a la versión de PlayStation 2. Pero esto lejos de ser un punto en contra es uno de los puntos fuertes del juego dando un look retro alegremente colorido y un extraño diseño de personajes, que puede encajar muy bien en jugadores que quieran escapar de lo convencional.

Musicalmente hablando, el apartado sonoro envejeció muy bien, conservando la maravillosa banda sonora que nos cautivo de pequeños, mientras que los efectos de sonido in game siguen siendo tal y como fue en 2004.

Gracias por tanto.

Que Bandai Namco volviera a darle énfasis a una de sus sagas mas peculiares, con un concepto tan simple pero a las vez enigmática es un regalo para los antiguos y nuevos fanáticos, si bien es cierto que la innovaciones son mínimas y que nos hubiese gustado un juego completamente hecho de nuevo, sigue siendo divertido y agradable, dando la sensación de que volvemos a un 2004 mas simple y sin preocupaciones. Cabe destacar, que quizás no es un juego para todos, mas bien es una joyita esperando ser encontrada por los mas aventureros, por lo cual si en 2004 no jugaste el videojuego original, aun tienes tiempo de ponerte al tanto y maravillarte igual que nosotros, tanto como cuando éramos niños como en la actualidad con Katamari Damacy REROLL

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comments

comments

Don Oscar
hago magia, toco varios instumentos, leo comics, valgo callampa en casi todo , alguna duda?
https://www.instagram.com/anger.o_g