8 años creando un videojuego para ser desechado: El infierno de trabajar con Ken Levine (BioShock)

Ken Levine, el aclamado desarrollador de videojuegos detrás de la serie BioShock, comenzó a trabajar en su próximo proyecto con su estudio Ghost Story Games hace unos ocho años. Desde entonces, el juego supuestamente ha sido un «infierno del desarrollo» y a que ha tenido múltiples reinicios y cambios de dirección.

El proyecto actual de Levine en Ghost Story, aún no se ha anunciado oficialmente ni se ha dado una fecha de lanzamiento, ya que ha tomado mucho más tiempo que sus trabajos anteriores, pero el desarrollo de videojuegos es inmensamente desafiante y cada proyecto tiene sus propios tiempos, pero 15 empleados actuales y anteriores de Ghost Story Games dicen que esto ya super cualquier limite, y en parte se debe al estilo de liderazgo de Levine. El plan original era lanzar el juego para el otoño de 2017, y debía ser «un juego de disparos de ciencia ficción como BioShock ambientado en una misteriosa estación espacial habitada por tres facciones».

Tras el éxito de Levine en el pasado, el editor Take-Two Interactive Software le había dado la libertad creativa que pocos otros en la industria de los juegos tienen para hacer realidad este sueño. Si bien esta «falta de supervisión parecía idílica al principio», según los exempleados, se volvería «perjudicial para su trabajo y su bienestar mental». Mike Snight, quien fue uno de los ex desarrolladores de Irrational Games que Levine eligió para ayudar a iniciar Ghost Story en 2014, compartió un poco de información sobre cómo fue trabajar con Levine.

“Es muy difícil trabajar para Ken. Cuando va continuamente en ciclos y ya no te alineas, te cansas de ser parte de eso. Ya no estaba realmente feliz».

Uno de los mayores problemas, según los exempleados, es que Levine quería crear una experiencia AAA tan ambiciosa como BioShock con una fracción del presupuesto de los que lo lograron. A su vez este a perdido la mitad de su equipo ya que muy pocos están dispuestos a soportar sus cambios de humor. Si bien le ha servido antes y le ha ayudado a producir juegos exitosos y queridos, el impulso de Levine hacia la perfección también ha generado una gran cantidad de problemas para sus empleados ganándose el odio de estos según comentan de manera anónima:

«Una constante en los proyectos de Levine es que nunca parece estar contento…después de jugar un lanzamiento independiente de moda, como el juego de acción de desplazamiento lateral Dead Cells o el juego de disparos inspirado en un cómic. Void Bastards, e insistió en que se revisaran algunas características para emular esos juegos «.

Fuente: IGN vía bloomberg

Comments

comments

El Gfecito
Creador de Ñoñoverso. Fan de las hamburguesas y los memes.