«Wolverine. Enemigo del Estado» Parte 1, de Unlimited Comics

«Odio tanto Japón, Es tan hermoso…Odio la flor del cerezo porque me recuerda la única vez en mi vida en que el dolor desapareció sólo para volver el doble de fuerte«.

Estás son las palabras que rellenan los primeros dos cartuchos de dialogó junto al protagonista. Lobezno; Gueopardo; James Howlett o Logan, o como quieras llamarlo es uno de los personajes más importantes en el imaginario superheroico de «La Casa de las Ideas» y de una de sus sagas (de las mejores) con el título en  portada de «Wolverine: Enemigo del Estado». Parte 1, editado por Unlimited Comics, de todo esto y más en esta reseña de Ñoñoverso.cl. ¿Comenzamos?

Inicio. Corre el 2005, casi un año antes de la publicación de algunas de las sagas más importantes de la década: «Civil War» y «Annihilation». Se encarga a Mark Millar, el «Tom Clancy» de los cómics y a John Romita Jr., uno de los dibujantes con más extremos de la editorial escribir e ilustrar el Volumen 3 de Wolverine desde la portada número 20, serie que estaba dentro del sello Marvel Knights, sello que trataba temáticas más complejas y maduras que el Marvel Universe, más juvenil.

Justo un número antes, hasta el número 19 Wolverine era conducida por el equipo de Greg Rucka -autor en la serie Wonder Woman de DC y de quien te recomiendo «Wonder Woman: The Hiketeia» o en ECC «BATMAN/WONDER WOMAN: HIKETEIA» – junto a los lápices de Darick Robertson, quienes manejaban la serie desde el relanzamiento en el número uno, relanzamiento que había alcanzado mediocres resultados. ¿Recuerdas esa portada con un ilustración muy parecida a Keanu Reeves? ¿sí?, hablamos de ese numero uno.

Con los naipes repartidos, Millar y Romita Jr. bajo la bendición del editor Joe Quezada se dan a la tarea de hacer algo que no resulta tan sencillo de concretar ni en el cine ni en los cómics, tienen que «resucitar a Wolverine». Sabiendo el desarrollo  a través de los años y del pie en que habían dejado la serie Rucka y Robertson; proyectando el tomo dentro de seis meses que contendría la o las novelas gráficas y un Logan para participar en «Civil War» además de recordar las mejores épocas del personaje, establecen desde el número 20 al 32 el desarrollo del arco argumental de «Wolverine: Enemy Of The State Ultimate«.

Con casi un año de publicación este arco se subdivide en dos : «Wolverine: Enemigo del Estado» desde el número 20 al 25; y desde el 26 al 32 «Wolverine: Agente de Shield«. En la edición Unlimited Comics que analizamos «Wolverine: Enemigo del Estado» Parte. 1 contiene desde el número 20 al 26; o sea, el primer arco completo, pero con la primera parte del segundo en sus más de 150 páginas, convirtiendo lo que pudo haber sido un tomo unitario de «novela gráfica» a un cómic de hartas páginas y de tapa dura que cierra con un «continuara en el próximo libro«, en lo que creó, no fue una decisión muy acertada por parte de la editorial y un nulo beneficio para el lector.

«Tengo entendido que eres un hombre religioso, Murdock. En otras circunstancias seria bueno y te dejaría murmurar una plegaria antes de hundirte las garras en la cara Matty…pero ya no soy tan blando» «Wolverine: Enemigo del Estado» Parte 1.

Argumento

Un cansado Logan llega a las tierras de Japón, le encargan rescatar al sobrino secuestrado de la fallecida Mariko Yashida. Un secuestro que es solo una carnada para cazar a la verdadera presa: Wolverine. Un clan secreto de ninjas místicos-zombies «La Mano» -que apareciera en Daredevil numero 174 (1981) creación de Frank Miller y en Wolverine desde el vol. 1- logra su objetivo con el apoyo de Hydra, , lavándole el cerebro y convirtiéndolo en el mayor enemigo de los poderes superheroicos en el universo Marvel. Los Cuatro Fantásticos, Daredevil, los X-Men, Elektra  e incluso el mismísimo Presidente de Estados Unidos se volverán las presas del mutante con esqueleto de adamantium. Algo similar tiene este cómic con el argumento de la película “Hombre en llamas” protagonizada por Denzel Washington. Y son el humor , la violencia y los soliloquios del protagonista los que nos muestrán su clásica naturaleza y  psiquis que se divide entre el hombre y la bestia.

Como te decía más arriba, Millar tiene en vista algunas de las mejores sagas del personaje a través de la historia y cómo no, un regreso a los orígenes reviviendo el espíritu del clásico Wolverine de Chris Claremont Y Frank Miller. Agrega ingredientes que ya se venían usando en otras sagas Marvel, como la acción al estilo «Duro de Matar» y la creación de un nuevo enemigo para la serie, en este caso del mutante «Gorgon«, algo que ya hemos visto en novelas como «El Asombroso Spider-Man: Volviendo A Casa» de Straczynski y Romita Jr. De todas maneras, hace un tiempo escribí una reseña y un análisis de toda la saga que se llama «Enemigo del Estado, una de las mejores historias de Wolverine«, si te interesa ahondar más en el argumento te recomiendo remitirte a ella.

Dibujo

¿Qué se puede decir de John Romita Jr.? : Que fue el dibujante más requerido y más famoso en la primera década de los ‘2000 en Marvel; que su estilo es reconocible a un kilometro y que cuando hace pin ups o ilustraciones a dos páginas es una mezcla entre Moebius y Jack Kirby. Pero también, que sus dibujos a veces parecen manchas de color, sus figuras son indefinidas y abusa del recurso expresivo en los ojos de sus personajes. Bueno, en este tomo tenemos lo más característico del estilo Romita Jr.

 

Sobre la edición Unlimited Comics

Hace unos días y debido a una serie de reclamos por las fallas y baja calidad del producto, Unlimited decidió cancelar la entrega del primera parte, mejorar el gramaje del papel y la confección de los libros y  hacer un cambio general a todo aquel que haya comprado la primera tirada, cambio por libros nuevos y mejorados y con la sola presentación del respectivo cómic en el quiosco para recibir la edición mejorada reconocible por un adhesivo del precio en color rojo para diferenciarlas.

Si aun conservas uno de los antiguos te recomiendo acercarte a cambiarlo al quiosco, pero de tener el nuevo paso a señalar los pro. El primero, el hecho de que las novelas gráficas y los cómics vuelvan a los quioscos se agradece, todos sabemos que cada vez que te acercas a una librería especializada te venden las historietas casi  a dólares por gramo. Los precios llegan a ser ridículamente altos, incluso para obras que no son de la mejor calidad, por eso el hecho de que Salvat Marvel y Unlimited lleguen a los quioscos con precios más accesibles ($7.990.) me parece algo a destacar.

Segundo, debido a las multiples sugerencias y peticiones Unlimited llega al mercado con una novela gráfica en tapa dura, que en esta tirada y en lo que cabe a los materiales de su elaboración están en la misma calidad que las de Marvel Salvat editadas por Panini. Me gusto en especial el lomo más redondeado de «Wolverine: Enemigo del Estado» Parte 1. que el de las ediciones Salvat.

 

Teniendo eso en cuenta vamos a lo no tan bueno: Primero, la extraña división que termina con el primer número de «Agente de Shield» me parece una equivocación. Si bien la editorial quizo hacer este cierre para «estimularte» a comprar la segunda parte, nadie asegura que finalmente la compres. Deja un gustito extraño ya que se aleja de la publicación de este mismo título por Marvel Deluxe Panini y lo deja en desventaja respecto de las Marvel Salvat que generalmente cierran una novela gráfica en un solo tomo. Segundo, no hay manera de determinar cuándo empieza una parte o número nuevo y cuando termina el anterior, además que empieza una numeración que dice «Enemigo…» parte 1 y luego de unas páginas parte 2 y nunca más se numera nada. ¿Para qué iniciar un orden numérico de partes si este no se lleva hasta el final, hasta «Enemigo…»parte seis?.

Tercero y la mayor crítica que puedo hacer a este recopilatorio, las portadas ¿QUE PASO CON LAS PORTADAS?. No hay una bendita portada entre número y número, lo que hace aun más confuso el libro y que se pierda el arte ilustrado que ellas contienen. Sospecho que todas aparecerán en la Segunda Parte de «Enemigo…» pero es como con esos libros que son dos o tres volúmenes pero con  el índice solo y únicamente al final del último. Yo quiero leer un libro unitario y lo suficientemente ordenado por su indice que en el caso del cómic son las portadas, y no tener que alcanzar otra historieta para ver que portada se correspondía con que en la primera. Estos puntos negros debieran mejorarse en próximas publicaciones y poner más atención a los que llevan haciéndolo hace años, ejemplo Panini.

Para terminar el análisis de «Wolverine: Enemigo del Estado» Parte 1 de Unlimited

Se agradece el esfuerzo y las intenciones de la editora, el intento de acercar los cómics mainstream norteamericano a todos los bolsillos o una gran parte de ellos se destaca. Hay cosas que mejorar, como las portadas, las numeraciones y los cortes de cada tomo para que el esfuerzo sea realmente serio y no solo se justifique por el precio su compra, si no también por la calidad y terminación de los libros, detalles mejorables sin variar el precio.

Sobre «Wolverine: Enemigo del Estado» es una serie ya clásica en el iter superheroico del personaje, dos autores con nombres que pesan en la escena y que te recomiendo leer, si no te gusta esta edición que sea en la de tapa blanda de la misma Unlimited, si es que la sigue vendiendo (ya que las de Panini las superan en un 30 a 60 por ciento en el precio de edición tapa dura a la nacional). Con todo echarle una hojeada a este proyecto «tapa dura’ de la editorial que viene llevando hace varios años cómics a los kioscos, no me parece tan mala idea, conoces los «peros», pero quizás el precio lo vale. Por último solo agregar que «Wolverine: Enemigo del Estado» en cualquiera de sus ediciones «es un cómic sobre Wolverine en toda su esencia, una gran historia», y eso es suficiente para recomendar una de las mejores historias de Wolverine.

 

Eso es todo, hasta la próxima.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comments

comments

Ben
Pin ups, cerveza, marihuana y comics, ¿dije que me gustaba la cerveza?, así, ya lo dije, eso es todo...