Impresiones: Star Wars Battlefront II – Renovación y el poder del feedback

La esperada secuela de Star Wars Battlefront (2015) estreno su beta abierta hace algunos días, después de un largo análisis y horas de juego, podemos hablar de que nos ha parecido esta beta, que tan bien o mal encaminado esta este juego y ayudarte a decidir si vale la pena o no gastar tu dinero en él.

En términos de jugabilidad, hay grandes cambios, ya no tenemos a un solo personaje para diferentes configuraciones y armas de todo tipo, Dice vuelve el clásico sistema de clases, las cuales consisten en asalto, armas pesadas, oficial y especialista (Francotirador). Cada una de estas clases posee diferentes habilidades y cartas que pueden modificar dichas habilidades o darle algún bonus, más que una muerte a la libertad de crear personajes, es una forma inteligente de organizar todo esto y ser más claros a la hora de elegir un rol, ya que cada clase tiene sus beneficios y cuando estas logran trabajar juntas realmente puede dar vuelta una batalla, tal vez, la menos elegida era el oficial en ciertas ocasiones, cuando eres del equipo atacante una de las habilidades de esta clase consiste en colocar torretas, esta pierde efectividad si no llegas muy rápido a los objetivos, pero, en el juego completo debe existir alguna carta para cambiar esta habilidad o eso espero.

Enfocándome en la jugabilidad como un todo debo decir, se siente mucho más rápido y a la hora de enfrentar grupos de enemigos realmente te sientes inmerso en combate, es altamente divertido y si vienes de la entrega pasada, te adaptaras muy rápidamente a los nuevos sistemas para las tropas. Dice dejo atrás el azar que suponían las fichas que entregaban diferentes cosas (armamento, naves, vehículos y héroes), por las cuales todos terminaban haciendo carrera, el sistema de puntos es algo que ayuda mucho en estos casos, si quieres usar un personaje o vehículo debes ganártelo, no con hacer una carrera que no ayuda a progresar. También ayuda a que los jugadores se mantengan en escuadrón, dando un bonus si estos se mantienen juntos a la hora de revivir, si bien en la beta solo había 2 armas por clase, estas tenían grandes diferencias y ayuda a que el jugador adapte diferentes ideas de combate gracia a estas.

Los héroes dejan de estar rotos, anteriormente casi cualquier héroe era una masacre segura y se necesitaba una masiva cantidad de soldados para bajarlos, ahora siguen siendo poderosos (como debería ser), pero tampoco es una tarea imposible matarlos, son un poco más vulnerables y ya no puedes correr a lo loco hacia el enemigo. A esto se les añade una clase extra, donde tenemos soldados con jetpack y otros que son simplemente tanques (wookies en los buenos, droides de batalla en el otro bando), son tremendamente divertidas de jugar y supieron adoptar estos personajes especiales al juego.

El manejo de las naves está ligeramente mejorado, ya no hay un pequeño auto apuntado a la hora de querer atacar, sino que un circulo para ayudarte a tener daño asegurado en tu oponente, también ya no hay teclas para hacer animaciones de evasión, eso se deja al propio jugador, así que las naves te entregan mucha más libertad a la hora de volar y combatir, también se ven afectadas por el sistema de cartas y puntos.

Habían 4 modos de juego disponible:

Asalto galáctico: el modo insignia de estas nuevas entregas, dependiendo del lado que nos toque tendremos que atacar o defender un vehículo, este modo estaba disponible solamente con 1 mapa, Naboo, si el vehículo llega al punto de la resistencia tendremos que evitar a toda costa que los droides lleguen a la sala del trono y lo capturen. Soporta 40 jugadores, el mapa era bastante grande, con zonas abiertas y pasillos cerrados, cada clase sirve en esta ocasión, se hace adictivo con el tiempo y no importaba cuantas horas gastes, cada partida tiene su reto, el principal problema es cuando se debe atacar el castillo, aquí solo hay 3 formas de entrar, lo que se hace latero, lineal y simplemente terminas tirando granadas por pasillos como loco, lo que aburre en cierta medida.

Asalto de naves: los imperiales protegen sus estaciones y los rebeldes deben atacar con sus cruceros, es un modo que puede pasar rápido, el manejo de las naves es muy bueno, acabar con los escudos imperiales o los cruceros rebeldes es altamente satisfactorio, si bien falto un mapa más complejo como fue el caso de la Death Star, para poder probar mejor las naves en persecuciones. Los 3 tipos de naves son, asalto, interceptor y bombardera, cada una con diferentes habilidades y mejoras por medio de cartas, las primeras 2 cumplen el mismo rol, la bombardera es útil a la hora de atacar cruceros, pero, fuera de eso cada nave se termina usando de manera similar y eso es bueno, para la memoria muscular. Un modo divertidisimo y cargado de adrenalina debido a perseguir o ser perseguido.

Golpe: Un modo 8v8 donde debes atacar o defender un objeto en el palacio de Maz Kanata, al ser un grupo reducido hay mucha más táctica y cuidado cuando se enfrenta al enemigo, el mayor problema se encontraba en que al robar dicho objetivo, la mayoría del equipo enemigo está esperando en el punto de ida y generalmente con muchas torretas de oficial en el camino, lo que puede volverse frustrante para muchos.

Arcade: Para jugar en solitario, 2 misiones, matar a cierto número de enemigos como un héroe o proteger un punto de hordas enemigas, más que nada se siente bastante introductorio a las mecánicas de los personajes.

Gráfica y sonoramente es una maravilla, es la experiencia de Star Wars que siempre quisiste, aunque no tiene una notoria diferencia con su predecesor, sigue siendo uno de sus mejores aspectos y tanto en las resoluciones bajas como en las más altas, se puede notar un decorado grafico increíble, un aspecto sonoro muy bueno, si tienes un buen equipo (si es que juegas pc) el fotorrealismo de las graficas y el diseño de sonido, te dejaran helado.

Fuera de todo esto, Battlefron II es un gran juego, muy divertido, con todo el fanservice que podrías desear, espectacular a un nivel audiovisual y que logra mejorar la jugabilidad en su totalidad, a diferencia de su antecesor, el cual ya era un buen juego de por sí. Recomiendo bastante el juego, si eres el tipo de jugador casual, o que solo busca jugar un par de partidas para acabar con escoria rebelde junto a sus amigos. Personalmente es un juego que me gustó mucho, tanto en jugabilidad, como gráficas y la alta adicción que genera.

Comments

comments