Review: Red Dead Redemption 2

Más de 100 horas, incontables momentos emergentes, y con docenas de puestas de sol, Red Dead Redemption 2 aún me impresiona. A pesar de que el último juego de Rockstar Games sea una precuela, se basa mucho en los conceptos del primer juego y en la mayoría de los casos los sobrepasa con todo. Narrativamente, mecánicamente, e incluso en el estilo, esta es una versión de Rockstar más madura, ambiciosa, y extremadamente creativa. Red Dead Redemption 2 es un tipo de juego único para su generación y me dejó en shock.

Adentrarse en una sola faceta de Red Dead Redemption 2 en detalle podría hacer de esta review una larguísima. Desde el diseño del mundo abierto a la historia y jugabilidad, Rockstar ha hecho un increíble trabajo. Cada vez que juego pareciera que me muestra todo lo que puede ofrecer, pero un nuevo aspecto aparece que me demuestra lo contrario. Pocos pueden decir que al juego le falta algo en algún aspecto, incluso si tienen áreas en donde no todo es perfecto.

En su núcleo, Red Dead Redemption 2 trata sobre Arthur Morgan, un alto miembro de la banda de Dutch Van der Linde. Su historia es más sutil y más matizada que la de John Marston, y el juego le da a Arthur mucho tiempo para desarrollar su personaje. Aún más importante, a los jugadores se les da mucho espacio para aprender y formar un lazo con casi todos los miembros de la banda de Van der Linde, como también varios dadores de misiones, que ayuda a los jugadores a decidir la moralidad de su Arthur y le da a Rockstar la oportunidad de flexibilizar su músculo narrativo.

El alcance de la historia es expansivo, con Arthur y la banda Van der Linde intentando encontrar su lugar y sobrevivir en un mundo que repugna a los forajidos. Hay momentos excitantes, como cuando la banda lleva a cabo grandes robos y sobrevive intensos tiroteos. Hay mucho del ADN de Rockstar Games trabajando en términos de como están estructuradas las misiones y como están escritos los personajes secundarios. Todos tienen una historia que contar y cada uno está bien escrito y actuado. Es raro que una misión secundaria se sienta como si se le hubiera dado la misma atención que una misión principal, pero Red Dead 2 le da a cada historia su propio propósito. Algunas son pura entretención pero en otras ocasiones encontrarás una narrativa irresistible y fuera de lo común.

Pero lo que importa más, es la historia de Arthur, y Rockstar ha creado una historia épica que encaja con el período, el género Western, y sus propias sensibilidades. El estudio se toma su tiempo y paciencia dejando que la historia se desarrolle a través de las misiones y luego tira el gatillo cuando es apropiado. Hay algunos momentos que parecieran un poco apresurados, pero a final de cuentas el desarrollo central de Arthur y la evolución de su relación con la banda, específicamente, Dutch, es ejecutada de forma brillante. De ningún modo la historia parece predecible, o incluso satisfactoria, pero esa es la naturaleza de este género.

Mecánicamente, hay tanto en Red Dead Redemption 2 que es difícil cubrir todo. Cazar es algo por su cuenta, como también los caza recompensas, o apostar, o simplemente asegurarse que la banda tenga suministros. Hay tanto que hacer en el juego que en un principio es abrumador. Sin embargo, ninguno de esos elementos son esenciales a la historia. Los jugadores pueden elegir qué tan profunda quieren que su experiencia sea con el juego, y confía en mi, puede ponerse muy profunda. Rockstar se ha asegurado que cada detalle no haya sido pasado por alto – cada acción tiene una animación, cada interacción tiene una reacción, y casi cualquier distracción vale la pena seguir. A veces la profundidad y dedicación realista pareciera ser un paso hacia atrás – ser capaz de solo llevar una piel de animal a la vez puede ser tedioso – pero todo vuelve a que las cosas se sientan realistas.

No hay dudas que lleva tiempo aclimatarse a todo lo que hay, y el juego no explica todo de la mejor manera, pero eventualmente se convierte en sentirse como Arthur. Esto aún es un juego, por supuesto, pero Rockstar intenta esconder todo lo que lo hace ver como un juego lo más que puede, al punto que los jugadores pueden apagar el HUD y recibir direcciones de la gente hacia donde ir. Incluso comprar se vuelve una experiencia por si misma, teniendo que hojear páginas de un catálogo para elegir los objetos.

Si existe alguna deficiencia en Red Dead Redemption 2 mecánicamente, es el uso de las armas. Una vez más Rockstar se ha basado en su cobertura automática para disparar con una opción de primera persona. La mira automática ayuda a la jugabilidad de las armas pero no es ideal. Apagar la mira automática se siente incluso más torpe. A este punto los fans de Rockstar han llegado a aceptar que esta es la jugabilidad de las armas en estos juegos y sirve, aún si querías algo mejor.

Pero incluso con algunos elementos mecánicos que no son perfectos, Rockstar pone todo en un mundo abierto que es una delicia explorar. Visualmente, RDR2 es maravilloso, al punto que te detienes a observar. Rockstar usa el mapa de forma inteligente para asegurarse que se vea lo más posible y hacer entender todo el detalle que se puso para hacerlo parecer un mundo vivo.

Al igual que el diseño del mapa, el diseño de niveles y el trabajo en la IA es uno de los mejores que he visto. Cada esquina de una ciudad está llena de detalle y divertidos elementos por descubrir, y también están los ciudadanos con los que puedes interactuar. La mayoría no le darán tanta conversación a Arthur, pero hay muchas conversaciones emergentes que suceden a tu alrededor.

Las misiones usan esos detalles e incluyen hermosos momentos de la historia con los miembros de la banda. Cada misión es tanto una oportunidad para pasar más tiempo con estos personajes como para divertirse en este mundo abierto que Rockstar creó. Es raro que quieras hablar con los NPC, pero a veces me encontraba hablando con algunos para ver como estaban anímicamente.

Hay tantas facetas en Red Dead Redemption 2 que parece asombroso. Puedes pasar horas cazando animales legendarios y sentirte satisfecho con esa experiencia. O sentarte en una mesa de poker y perder mucho tiempo y dinero tratando de ganar. Rockstar ha tratado de entregar una experiencia en donde cada acción, cada detalle, y cada personaje tiene un propósito en este mundo.

Pero incluso si eliges ignorar todo eso o te aburren las animaciones, Red Dead Redemption 2 ofrece una gran historia en su núcleo, llena de personajes memorables y momentos excitantes. Su historia tiene peso pero está contada de una forma en la que el foco no siempre está en el centro. Y para el final, es imposible no sentir algo por el desarrollo de Arthur como personaje y su propio camino a la redención.

RDR2 es un juego que solo pudo haber sido creado por un desarrollador con el éxito de Rockstar. Gracias a décadas de éxito, a Rockstar se le ha encomendado crear un juego que es intrépido, ambicioso y muy realista. Hay una clara devoción, tanto en la historia como en estilo que coloca al jugador en la piel de un forajido moralmente afligido.

Es simplemente increíble lo mucho que Rockstar ha logrado. Pero incluso más allá de los visuales increíbles, la diversa música, y la jugabilidad, la historia es algo especial y memorable. RDR2 es un juego que debes jugar solo por su faceta de entretención, lleva a los juegos a un nuevo límite, y se ha posicionado como un punto de referencia en la historia de los videojuegos.

Bonus: Red Dead Redemption 2 – Online

Red Dead Online, el componente multi-judador de RDR2, toma cosas del juego original y del modo online de GTA V,  pero termina formando una identidad propia. Hasta ahora, al menos. Luego de jugar varias horas con el beta de Red Dead Online, puedo ver como puede expandirse la experiencia y evolucionar para captar la atención de los jugadores por mucho tiempo. Al día de hoy, es más un aperitivo que un plato de fondo. Pero es un aperitivo increíble. Con una sorpresiva y atractiva historia que equilibra el caos con la calma, y una mezcla del modo singleplayer, cooperativo y actividades competitivas, RDO tiene una amplia y firme base. En la aventura principal, el mapa mantiene lo bueno de lo entregado por Rockstar en el modo principal. En RDO el mismo mundo te pertenece.

Entras a RDO como un nuevo prisionero de la penitenciaría Sisika. Para preparar tu foto, debes crear un jugador. Al igual que GTA Online, es difícil crear un individuo que no sea, bueno, un poco feo. Es bastante extraño, en realidad, ya que las herramientas para personalizar son bastante detallistas. Quizás Rockstar quiere que tu personaje sea feo ya que participan de varias actividades desagradables. De cualquier forma, luego de unas horas casi no me di cuenta de que mi versión basura de John Marston parecía de 60 en lugar de 27.

Luego de que finalizas los toques en tu Frankenstein, la historia comienza. Mientras eres transferido de la prisión en una caravana por dos guardias, un grupo de hombres te liberan. Dejan que los demás escapen, pero te piden que vayas con ellos. Luego conoces a Jessica LeClerk, una mujer que te pide matar a los asesinos de su esposo. Te liberó después de todo, y aun cuando habías sido injustamente condenado, tu personaje obviamente siente que le debe la vida a su rescatadora. Las cinemáticas y el guión están predeciblemente bien hechos al igual que el juego principal. El único punto malo de la narrativa es que tu personaje es un cuerpo vacío que nunca dice una palabra. En su lugar, la mayoría de las cinemáticas muestran a tu creación o asintiendo o solo mirando al que está hablando. Te saca un poco de la historia a veces, pero es entendible el porqué tu personaje no tendría dialogo en un modo online. Tu única forma de comunicarte con NPCs es a través de acciones, como asentir o poner tus dedos en forma de pistola.

Red Dead Online soporta hasta 32 jugadores en un servidor, aunque para mi corto tiempo jugando, me crucé con solo 3 jugadores. Uno de ellos me disparó en la cabeza apenas me vio. Luego de eso, que no me sorprendió mucho, le disparé al otro jugador que vi de inmediato. Sintiéndome mal por mis acciones, decidí intentar algo más pacífico la vez siguiente que me encontrara a alguien. Me imaginé que me volarían la cabeza antes de poder siquiera saludar, pero de forma sorpresiva, mi compañero me regresó el gesto, y ambos nos separamos por distintos caminos.

Por supuesto, no soy tan ingenuo para creer que estas interacciones serenas serían normales en RDO. La estructura de algunos de los objetivos básicamente suplica la interrupción de otros malvados jugadores. A lo largo del mapa hay iconos de extraños en donde puedes tomar misiones para jugar en solitario o con amigos. Las misiones incluyen recompensas, secuestrar personas de carruajes, acabar con bases, e incluso algo simple como entregar correo. Pero como no estás solo en el mundo, otros en el servidor pueden robar tu recompensa o tu correo, matarte y llevarse el crédito de tu arduo trabajo. No me han ocurrido alguna de estas cosas, pero los jugadores al familiarizarse cada vez más con las misiones, me imagino que pasará mucho, forzándote a formar una banda con amigos.

Aunque RDO tiene el sistema de honor que refleja como te comportas en este mundo, probablemente tomará algún tiempo para que veamos las consecuencias de nuestras acciones.

Las misiones de la historia principal son completadas de forma cooperativa con otros tres jugadores. Una vez que aceptas una misión, verás a los cuatro personajes en una cinemática, que le da un buen toque. Jugué algunas de estas hasta ahora, las cuales estuvieron bien. La única misión que requirió verdadero trabajo en equipo fue cuando tres de nosotros debíamos proteger al cuarto. Fuera de eso, cada uno debe valerse por sí mismo, con poca comunicación requerida. Luego de completar una misión, te dejan de nuevo en el mundo libre, en donde puedes elegir tu próxima actividad.

Junto con el mundo abierto, puedes entrar al multi-jugador competitivo desde algunos lugares del mapa descritos como “Showdown Series”, hay cinco variantes de multi-jugador que toman lugar en partes predetermiandas. El multijugador competitivo se siente como el aspecto más desarrollado de RDO. Cada uno de estos modos es divertido y ofrece algo distinto. Está el Deathmatch estándar, un modo que te da puntos si matas al líder, y otro te da puntos basado en el arma que uses para matar.

ROD también le da su propio giro al battle royale llamado “Make it Count.” Aquí, o estás armado con un arco y varias flechas o armado con seis cuchillos. Eso es todo. El área de juego se va encogiendo, y debes equilibrar entre ir por asesinatos y salvar recursos.

El lado malo del multi-jugador es que no puedes escoger variantes. Puedes, sin embargo, elegir si quieres jugar con 16 o 32 personas. Encontré el formato multi-jugador entretenido así que no me molestó la falta de opciones. Como RDO tiene un número limitado de actividades por el momento, es difícil prestarle mucha atención al ranking y el sistema de recompensas.

Con todo eso dicho, el sistema de ranking y personalización tiene mucho potencial si crece apropiadamente a lo largo del tiempo. Mientras juegas e incrementas tu rango, puedes comprar cartas de habilidad que juegan con elementos en el juego como el Dead Eye.

Sí creo que Red Dead Online podría ser un poco más liberal con las recompensas de sus misiones, pero es muy pronto para decir si la lenta adquisición de fondos será un problema a la larga.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comments

comments

Javier
Comic: Batman Año 1 , Anime: HunterXHunter , Película: Spider-Man 2, Serie: Daredevil , VideoJuego: Spider-Man (PS4)