Reseña: Shade The changing girl

A veces adaptarse a un nuevo ambiente no es algo fácil, para Loma Shade va un poco más allá, tiene que adaptarse a un nuevo cuerpo, familia, sociedad, planeta, etc. El personaje de Shade no es nuevo dentro del universo DC, este nació de mano de Steve Ditko y fue evolucionado al ser uno de los pioneros de la recién nacida Vertigo gracias a Peter Milligan, e una serie donde predominó el contenido surrealista, visceral, anárquico. Fuera de eso el personaje se mantuvo en las sombras con una que otra aparición. En 2016 seria cuando vuelve con serie propia, esta vez con el guion de Cecil Castellucci y los dibujos de Marley Zarcone.

Shade nos presenta la historia de Loma, una habitante de Meta, fanática de Rac Shade que logra hacerse con el abrigo de la locura y llegar al cuerpo de Megan, una adolescente con muerte cerebral a causa de una sobredosis, Loma tendrá que adaptarse a todo un nuevo mundo mientras lidia con los recuerdos de su nuevo cuerpo y aprende que la vida de una humana no es tan fácil como parece. En esas líneas parece una idea simple, pero la historia de identidad, el misterioso pasado de Megan que puede cambiar todo, esto se mezcla con una psicodelia sacada de los 70’s, un surrealismo puro, son herramientas que alejan todo de la realidad, consiguiendo que estos rasgos se enfoquen en las relaciones sociales y en mayor caso al descubrimiento de nuevas emociones que para varios son algo básico. Es un comic que debe ser leído más de una vez para entender la gran pintura, a la primera quedas cautivado, después das un aprecio al dibujo y se unen algunos simbolismos, como otras capas de la obra que la hacen tan rica en su propio estilo. Pero es algo mucho más alejado del estándar que podría tener un lector de comics más convencionales, sale totalmente de lo establecido, te inunda con una narrativa solida pero que juega con los diálogos, profundiza en aspectos propios de las personas y por sobre todo da nuevas ideas de la locura, que tan lejos estamos de ella, el control sobre esta y como la cordura no es más que una mera etapa de la locura que puede durar mucho u poco dependiendo del usuario.

El dibujo de Marley Zarcone es fino, de atmosferas cómodas, con paisajes que parecen sacados de los alucinógenos más fuertes, no es detallista, no abruma al lector con juegos de sombras, es tradicional y es más que suficiente para meter al lector en unas páginas adictivas de las que más de una vez quedas admirando por su originalidad más que su complejidad, o por una mera sensación de ser cosas sacadas de otra época.

Es un comic atrapante que podría gustar o no, pero dejara una huella en el lector, ya sea por los matices que maneja, como el dibujo. Es un comic que recuerda a las editoriales mas indie y que aumenta la calidad de Young Animal, la vida de una adolescente adaptándose a un nuevo mundo nunca fue tan interesante y a su vez con tanta creatividad en cada página, es áspera, inquieta, está cargada de emociones y se encarga de retorcerse en torno a ellos. Es un descubrimiento constante sobre quien es Megan, quien fue Loma y quien será Shade.

Comments

comments