Raw: “prefiero ser devorado vivo a verla otra vez”

Hace tiempo se anunciaba sobre una película de terror que cambiaría todo, una película tan extrema que provoco desmayos, vómitos e incluso gente llamo a paramédicos en el cine. Raw es una cinta franco-belga dirigida por Julia Ducournau. Protagonizada por Garance Marillier como Justine, Rabah Nait Oufella como Adrien y Ella Rumpf como Alexia, hermana de Justine.

Justine, una joven de 16 años, vive en una familia donde todo el mundo es veterinario y vegetariano. Desde su primer día en la escuela de veterinaria, Justine se desvía radicalmente de sus principios familiares y come carne. Las consecuencias no tardan en llegar y Justine empieza a desvelar su verdadera naturaleza.

Desde un comienzo se muestra a Justine como una chica reprimida por sus padres, quienes ni siquiera la han dejado probar carne desde que tiene memoria, la trama en un comienzo apunta a ser sobre los niños reprimidos por sus padres y como se convierten en adultos, además del despertar sexual y como relacionan esto con el placer carnal dentro del canibalismo. Todo esto gracias al mechoneo que sufre nuestra protagonista, donde la soledad, la presión social y el encontrar su lugar dentro de esta, donde también su hermana juega un papel importante dentro de los estudiantes más viejos, quienes son autoridad en su vida diaria, tanto estrés la llevaran a cometer diferentes actos que la marcan y tener una amistad cercana con su compañero de cuarto Adrien. En si es la historia sobre el despertar de la adultez, Justine deja de ser vegetariana con lo cual empezaría a despertar su verdadero ser, comienza a moldearse más por su ambiente, aunque también genera una adicción al extrema por la carne, lo que la encamina a practicar el canibalismo. Ahora debo decir que la película me pareció algo terrible, con una trama que termina convergiendo en lo ridículo, con una protagonista que nunca termina de caer bien, una hermana con problemas de bipolaridad y un 3er acto que da vergüenza ajena, donde todo se convierte en una especie de rivalidad a lo más película teenager, excesos, una especie de explicación sobre la condición de Justine que es totalmente ridícula. A duras penas es una película con algo rescatable, nunca te crees lo que te cuentan, se intenta usar la semiótica pero esta tampoco termina por convencer, hay casos donde cae en lo ridículo, como mostrar un peluche colgado de un cable sin un sentido aparente o una especie de sueño con un caballo galopando que crea más dudas que respuestas. Varios momentos donde se expone de una manera más publica el comportamiento de Justine son cosas que a cualquier persona le preocuparían, cosas que mínimo cualquiera intentaría conversar o denunciar con alguna autoridad.

Fuera del desastre, debo reconocer que la película cuenta con un buen trabajo en fotografía, aunque a veces saturaban demasiado el rojo para demostrar la importancia de la carne, porque bueno eso la hace más malvada. Actoralmente el único trabajo destacable es el de Rabah Nait Oufella como Adrien, el compañero homosexual de Justine, quien es el personaje más aterrizado y comprable dentro de toda la trama, tiene una gran importancia al ser la figura masculina más cercana a la protagonista. Realmente los demás personajes destacan más por lo detestable que se vuelven o los momentos mal construidos que protagonizan, lo que igual habla bien de la actuación, más no de sus personajes y el desarrollo que conllevan.

Raw es ese tipo de película que le recomendaría a mi peor enemigo, no se puede negar que ha tenido un buen recibimiento por una comunidad que prefiere tomarse más a la ligera películas que son u rozan el gore. Pero no es mi caso, verla por lo que realmente es solo te hace apreciar un montón de carne podrida e intentar pensar que es algo saludable no es mi estilo. La trama tiene un planteamiento interesante pero que al rato se desinfla con ganas, cae en lo estúpido y al final todo se vuelve un mal chiste, es de esas películas que hubiera funcionado si no se hubiera promocionado de una forma tan seria y con cosas como “la gente tuvo que llamar a los paramédicos después de verla” “muchos vomitaron en el cine”. Es un mal producto, preferiría ser comido vivo a ver Raw otra vez.

Comments

comments