Presencias del mal: Un thriller más que una película de terror

Se dice que últimamente todas las películas de terror suelen ser iguales y utilizar los mismo típicos recursos para generar miedo en el espectador, con esto me refiero a usar ruidos fuertes, una ambientación oscura y los ya sobrexplotados screamers, no obstante, la película de la cual vamos a hablar ahora, pese a que igualmente presenta todos estos elementos (aunque en mucha menor medida), también propone algunas cosas un poco diferentes, lo que hace que sea una cinta un poco alejada de lo tradicional a lo cual estamos acostumbrados.

La pregunta de rigor entonces sería ¿Es Presencias del mal algo diferente o una película de terror como cualquier otra? Vamos a averiguarlo.

Sinopsis

Presencias del mal (o The Turning como es su titulo original en inglés) es un película de terror sobrenatural dirigida por Floria Sigismondi, protagonizada por Mackenzie Davis, Finn Wolfhard y Brooklynn Prince la cual está basada en la novela The Turn of the Screw (Vuelta de Tuerca) escrita por Henry James en 1898.

La cinta nos cuenta la historia de Kate, una joven maestra que decide trabajar como institutriz puertas adentro para un par de niños que viven en una casona un poco alejada de la civilización. Cuando llega a la mansión, Kate se encuentra con varios problemas, entre ellos no llevarse bien con uno de los chicos, pesadillas y apariciones fantasmales, los cuales harán dudar a la protagonista si es que es una buena idea seguir trabajando en ese lugar.

Comentario

La historia y el guion en general sufre de los mismos males que todas las películas de terror en el sentido de las decisiones que toman los protagonistas las cuales, probablemente, no se condice con lo que haría una persona en el mundo real. Por ejemplo es muy extraño que alguien decida trabajar en una casa que es tremendamente terrorífica y que mas encima tiene antecedentes de que otras maestras ya se han ido o de que algunos trabajadores han muerto, además, cuando a Kate le empiezan a suceder cosas mas paranormales lo lógico sería renunciar, no se si habrá una persona con tanta vocación en este mundo que decida quedarse pese a todas las cosas raras que suceden. De todas maneras esto no es algo que arruine completamente la experiencia debido a que la historia me parece buena a grandes rasgos y constantemente te va planteando distintas intrigas que provocan en el espectador el querer descubrirlas.

La cinta también tiene un ritmo bastante lento pero por lo menos es constante, con esto me refiero a que mantiene una estructura narrativa en la cual el ritmo no baja nunca (y por baja entiéndanlo como algo muy subjetivo porque, como dije anteriormente, es bastante lento) y sube cada ciertos momentos haciéndola una película bastante “ordenada” si es que ese es el termino correcto. Por otro lado, no es la típica película de terror que te da sustos cada dos por tres, no, esta película se toma su tiempo para ponerte en contexto, contarte la historia y cada cierto tiempo hacerte saltar del asiento con imágenes bastante perturbadores, sin embargo, una de las cosas más destacables es que te mantiene en un estado de nerviosismo constante y creyendo que siempre creas que va a pasar algo pero que finalmente ocurre cuando menos lo esperas.

Las actuaciones son sin duda el punto mas fuerte de la película, sobre todo por parte de los niños. Brooklynn Prince, que interpreta a Flora, es una niña que puede parecer muy dulce y agradable pero que tiene unos momentos en los que el personaje cambia en 180 grados y llega a parecer hasta terrorífica. Por su lado, Finn Wolfhard (quien ya ha hecho buenas interpretaciones en It o Stranger Things) está espectacular en el papel haciendo que odiemos al personaje, creyéndole totalmente que es de esa forma y que pese a que es un niño, hay que tener mucho cuidado con él. Mackenzie Davis, pese a que es la más débil de los tres, sigue estando muy bien en el papel, nos hace empatizar con ella y demuestra perfectamente todas las emociones que va sintiendo el espectador.

Técnicamente la película está bien pero tampoco es lo que más destaca, utiliza planos típicos de las películas de terror como cuando un personaje está de pie y la cámara hace como de alguien que está escondido vigilándolo, además también utiliza la técnica de cámara en mano para transmitir tensión e inseguridad. La fotografía tiende a colores bastante fríos y que van n perfecta sincronía con lo que muestra el filme y que contrasta fuertemente con la vestimenta de la protagonista, la cual tiende a usar colores vivos y cálidos pero que sin embargo, a medida que la cinta avanza, Kate cada vez se pone ropas menos coloridas demostrando de esta manera su estado emocional, cosa que queda como un muy buen detalle.

Conclusión

Presencias del mal logra ser un thriller muy tenso más que una película de terror a las que estamos acostumbrados, esto es debido que no sobrexplota los clásicos recursos del genero y opta por tomarse el tiempo de contar la historia y para que los actores se desenvuelvan de buena manera. Estos aspectos consiguen que sea una alternativa diferente y que al final quedes con la sensación de ¿Qué acabo de ver? pero en el buen sentido debido a que el escalofrío que construye a lo largo del filme logra explotar en el final.

Agradezco a Andes Films, quienes nos invitaron a ver la película.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comments

comments

Joaquín
Escritor de Ñoñoverso y Fanboy de DC (aunque igual me gusta Daredevil de Marvel).