Netflix-san: La gran apuesta de animación japonesa por streaming.

Desde el inicio, Netflix se ha presentado como una compañía innovadora, Introdujeron al mercado el concepto de streaming, crearon sus propias producciones que compiten con el Hollywood clásico, ha permitido la creación de productos de entretenimiento de diversas partes del mundo, etc. Su importancia en el nuevo mercado de series y películas es totalmente importante y de a poco evoluciona cada vez más. En el año 2015
Netflix se arriesgó ayudando en la producción de su primer anime: Sidonia no Kishi, fue tanto el éxito que empezaron con más producciones, y ahora en el 2018 se nos presentará un gran año para el anime en Netflix.

El comienzo 

Sidonia no Kishi fue un gran logro para Netflix hace ya 3 años, la idea de que una empresa estadounidense se mezclara con estudios de animación japonesa era un tanto extraña, ya que el anime casi siempre estuvo reservado para los habitantes asiáticos. Pero ya con la globalización esta barrera del anime se ha roto, cada vez es más gente la que consume el producto asiático a nivel mundial, y un mercado de streaming como el de Netflix podía ser perfecto para aumentar esta globalización. Netflix y Japón se arriesgaron, y tras Sidonia no Kishi pudimos ver los buenos resultados de esta alianza.


Buen Futuro 
El gran éxito de la unión Netflix-Japón demostró que el anime podría lograr grandes cosas en Netflix. Tras el lanzamiento de Sidonia no Kishi se han lanzado varios animes en la plataforma digital, muchos de los cuales también han tenido un gran resultado, dos grandes ejemplos son: Blame! Y Ajin. Ya hay más de 10 animes bajo la etiqueta de originales de Netflix, Pero la empresa estadounidense va por más y es por eso que
decidieron que el 2018 va a ser un gran año para el contenido japonés.

 

2018: el año del anime

Netflix decidió irse con todo el 2018, ya que una gran parte de su presupuesto será destinado a la producción de alrededor de 30 productos (películas, series) de anime. En lo que llevamos de año ya destacan: Devilman Crybaby, B: the beginning y A.I.C.O, Incarnation. Producciones compuestas por Netflix junto a grandes estudios de animación japonés como es el caso de B the beginning, poroduciida por Production I.G, un estudio de gran relevancia dentro del anime. Habrá que esperar para ver que sorpresas japonesas traerá el medio de streaming a futuro, pero es de esperarse que la calidad de animación y historia mantenga el ritmo que ha tenido con sus propuestas previas. Netflix podría ser parte de un gran futuro para las producciones de anime si sigue por el buen camino.

Comments

comments