Marvel’s Defenders (sin spoilers): Más que una unión callejera

Después de una larga espera, cuatro series, muchas peleas en pasillos y tazas de café, llego el momento en que las diferentes series de Marvel/Netflix convergen para formar The Defenders, grupo conformado por Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist, quienes por diferentes circunstancias se verán forzados a unir fuerzas para derrotar a The Hand. El programa es creado por Douglas Petrie y Marco Ramirez, cuenta con las actuaciones de Charlie Cox, Krysten Ritter, Mike Colter y Finn Jones.

La serie nos muestra pinceladas de cómo ha continuado la vida de cada personaje después de su correspondiente final de temporada, además de plantear como  diferentes sub-tramas se unen y llegan a conformar The Defenders. Como toda serie esto conlleva a tener un primer episodio bastante introductorio, lo cual puede ser algo molesto para ciertas personas y para otras no, personalmente, esto es perdonable y tampoco es un mal episodio, toma su tiempo para fundamentar las conexiones y relaciones de cada personaje. La trama funciona muy bien al unir al equipo, ya que cada uno tiene buenas razones para no querer trabajar en junto a otras personas o no tener una gran afección a la idea, esto principalmente diferencia Defenders de otros super grupos vistos hasta ahora, ya que cada personaje quiere seguir por su lado, pero, aún así el sentido del deber es algo que los llama para hacerle frente a los problemas, las relaciones entre estos no se forman en una par de minutos, toma un buen tiempo para que puedan considerarse amigos u algo cercano. No son los Avengers de la pantalla chica, es un grupo con mucha más profundidad y que se fundamenta en un estilo propio, el cual funciona muy bien, tienen una gran química, hay espacio para la emotividad dentro de este conflicto; pero, logran tener una intensidad que te hace consumir esos 8 capítulos muy rápido.

Cuando los personajes se reúnen todo se vuelve muy orgánico, se nota que el grupo disfruto trabajar junto y hace que tengan cierto encanto a la hora de interactuar entre si, también,  abre paso tanto al humor como a las reflexiones, Iron Fist es una presencia mucho más ligera y el más positivo sobre la idea de unirse contra la mano, lo cual se siente como una versión más correcta del personaje, sin embargo, a veces tiene cierta intermitencia y se vuelve molesto en determinados puntos de la trama, pero cuando las cosas se dan bien, es un personaje bastante agradable y solamente se siente que les falta pulirlo.  Mike Colter es la cúspide de lo badass con Luke Cage, quien es uno de los más aterrizados, no quiere usar sus habilidades para dañar a gente inocente, solamente busca el bien para todos y lograr terminar con quienes envenenan Harlem, siendo una especie de caballero noble. Una de las cosas más esperadas era ver como estos dos personajes funcionarían en la serie, ya que son uno de los dúos más iconicos en la industria y el resultado es muy bueno, tienen una química increíble, pasando desde lo más serio a discusiones sobre el puño de Danny, verlos en acción juntos solo da muchas ganas a ver una serie de Heroes for hire.

Continuando la materia de personajes, Charlie Cox es sublime como siempre, dejando ver de que se viene para la tercera temporada del diablo rojo, en especial si eres fanático del personaje en los comics; sin embargo, dentro de la sub-trama de Daredevil incluyen también a Foggy Nelson y a Karen Page, quienes son un poco molestos porque durante esta temporada solo buscan que no haya Daredevil, pero se nota demasiado que Matt no puede alejar esa parte de su vida (explicándolo de la manera más vaga y spoiler free posible), entonces mientras avanzan los capítulos estos personajes están ahí simplemente siendo molestos para el espectador, aún así esto ayuda mucho a definir el porque Daredevil debe estar siempre presente en este mundo.

Krysten Ritter vuelve con una Jessica que sigue dañada, a la cual le cuesta aceptar toda la realidad que llega de golpe cuando se mete en el caso incorrecto; también, es de quien nacen los mejores momentos de humor, siendo su preferencia el traje de Daredevil y el titulo de Danny. La serie logra hacer que estos personajes distantes funcionen entre si, algunos tienen más dificultades que otros, pero la emotividad como la profundidad se manejan muy bien cuando estos deben actuar, es un agregado que causa una gran empatía por todos.

Lamentablemente no todos los personajes son tan queribles, ya mencione el problema con Karen y Foggy, dentro de ese saco tenemos a Misty Knight, quien es la encargada de recordarle a los personajes que también está el peso de la ley sobre las acciones que quieran tomar, pero el personaje realmente no tiene mucha idea de que está sucediendo, molesta demasiado con sus charlas sin nada más que intentar meter miedo, descubrir que está pasando y meterse donde nunca es demasiado necesaria; realmente creo que fue una de las cosas que más deteste.

En materias técnicas la serie tiene unas coreografías bien logradas en su mayoría, hay algunas que no, pero tanto la primera, como la última vez que el grupo pelea están muy bien construidas. La dirección de arte a veces exagera demasiado ciertos aspectos en el primer capítulo, para las escenas de Matt Murdock se utiliza demasiado las luces rojas, siempre hay algún cartel de neón rojo que oportunamente ilumina los rostros de los personajes, mismo caso con Jessica Jones, está dentro de un edificio y este está plagado de ventanas azules, luces azuladas en el pasillo y así va el juego con los demás personajes, esto quita un poco la atención del espectador, por suerte se soluciona casi inmediatamente en los siguiente capítulos, así que es más un problema menor. La fotografía está dentro de lo que se podía esperar de estas producciones, es algo muy bien logrado, con planos memorables que logran transmitir todo lo necesario sin entrometerse en la narración.

En conclusión, es una serie baste recomendable, obviamente es necesario haber visto para poder entender las sub-tramas y personajes. A grandes rasgos la serie cumple con todo lo prometido, hay muy buenas secuencias de acción, una profundidad que nunca se siente como relleno, actuaciones increíbles y que mejoran a ciertos personajes, no es una serie perfecta, tiene problemas en ciertos aspectos menores; pero, esto no afecta a la serie como un todo. Si viste las demás series entonces ve seguro por esta, es una vuelta al camino correcto por parte de Marvel/Netflix, luego de tener un inicio de año un tanto complicado con Iron Fist. Personalmente no me decepciono, pudo ser mejor, pero lo que hay me deja más que satisfecho.

Comments

comments