Logan: El duro adiós

Hace 17 años una de las películas más importantes para el género superheroico, no, no estoy hablando una Batman, X-Men fue la película que reivindico al género después de las un tanto vergonzosas Batman por Joel Schumacher. Uno de los grandes protagonistas que nos entregaría X-Men, sería un desconocido Hugh Jackman quien se robaría la atención de todo el mundo con su interpretación de uno de los mutantes más reconocidos, Wolverine. 17 años después, 9 películas donde lo veríamos desde el rol protagónico a un mero cameo que a más de una persona le saco una sonrisa, años de una interpretación que solo mejoró con el tiempo, pero, seria egoísta no mencionar a Patrick Stewart, con 76 años, 5 películas, también se retiraría de la saga, el hombre que paso de Jean-Luc Picard a Charles Xavier después de compartir lagrimas con Jackman decidiría que sería la película que nos convoca es la mejor forma para despedirse de todos quienes crecieron y/o disfrutaron de cada una de las aventuras de los mutantes más icónicos. Nunca es fácil despedirse de personajes con los cuales te forjaste, personajes que admiras por más de una razón bien fundamentada, es un duro adiós que puede volver a suceder con cualquier otro personaje. Y en Ñoñoverso hemos querido hacer la mejor critica posible para Logan, película dirigida por James Mangold, protagonizada por Hugh Jackman, Patrick Stewart y Dafne Keen.

En un futuro cercano. Un cansado Logan se preocupa por un enfermo Profesor X en un escondite en la frontera mexicana. Los intentos de Logan de ocultarse del mundo y su legado terminan cuando una joven mutante aparece siendo perseguida por fuerzas oscuras.

Nos encontramos con un Logan destrozado por hechos del pasado, una sombra de lo que fue en un mundo que ya lo olvido, su única responsabilidad es cuidar de un inestable Charles que ha visto días mejores. Toma algunas cosas de Old Man Logan como que la historia se trate sobre un viaje remoto, extermino de seres con poderes, entre otras que es mejor descubrir por ti mismo. La trama recuerda a los westerns, tocando la fibra con emotividad en todo el camino, no por un factor de despedida, sino porque realmente es una película con un guion acertado que sin la necesidad de rebuscar o meter filosofía barata para llegar al espectador, solo basta con situaciones simples, momentos en donde la acción da un mensaje, diálogos sencillos pero cargados de mucha emotividad por parte de los actores, el dramatismo se nota gracias a ellos, los personajes, su pasado junto a cada comentario referente a su estilo de vida dan un gran aporte . Con esto se nota que estamos ante una propuesta diferente que las demás películas del último tiempo, todo se centra más en las emociones de los personajes, es un más un drama con escenas de acción gore que una película de acción con un personaje triste. Logan y Charles están viejos, cansados, para wolvie ya no hay esperanza, desde el comienzo se nos muestra que no es ni la mitad del personaje que conocemos, y en la película toma este hombre dolido en un viaje donde conocerá a la misteriosa Laura, mientras más aprende de ella, más aprende de sí mismo. Por otro lado el profesor X está lejos de ser quien recordamos, claro que no por decisión propia, pero su papel se convierte en un pilar tan pronto como aparece por primera vez en la película, lo vemos como un hombre arrepentido pero que aún tiene esperanzas en todo, desde ver a una pequeña niña aprender sobre una película de vaqueros, hasta confesar uno de los hechos tras pantalla que más afectaron al tono de la película. El primer y tercer acto de esta película son increíbles, tanto en lo que se profundiza sobre personajes, los giros argumentales, los sentimientos que evoca, etc. El segundo acto está mucho más enfocado en cómo crecen los personajes de Logan y Laura, lo que puede no ser de mucho gusto para quienes no esta tan acostumbrado a estos elementos más dramáticos, como también puede ser un gusto personal. Siento que es totalmente justificable, ayuda mucho a formar una relación padre e hija que es parte fundamental de lo que se desea transmitir, fuera de eso tampoco se siente como un relleno y no dura mucho. También dentro de todo esto se nos muestra un personaje nuevo, que para algunos podría ser una distracción, pero en realidad está muy bien manejado, el sentido de este perturbador, incluso terrorífico personaje es más que ser solo un recurso, tiene un mensaje bastante imponente una vez que lo descubres, además de ser brutal e impactante una vez que lo muestran.

Todo este potente drama está acompañado de ser la primera película del personaje en ser de una clasificación R, no miente, simplemente cada escena de acción está llena de brutalidad, sangre, ese Wolverine salvaje siempre mostraron pero nunca en su esplendor. Mangold no se contuvo en nada, capturo al personaje como siempre tuvo que ser, permitio desatarlo sin escatimar en la sangre, Logan va como todo un berserk en la gente y se acompaña de escenas bien logradas, lo que simplemente me hace amar cada una de estas escenas. Además de tener una estética muy simple pero que pega con todo el ambiente, es una película en un futuro distopico para una raza que conoces y te lo recuerdan pero de formas que no demasiado agresivas, es muy linda visualmente, nada se siente fuera de lugar ni demasiado exagerado, no es algo para el oscar pero funciona muy bien dentro de la propuesta.

Esta película le llegara tanto a los fanáticos del personaje como de los X-Men en general. Ver a unos personajes tan queridos y reconocidos rotos por su pasado, recordando cosas que ni ellos mismo querrían saber, es bastante fuerte para el espectador. Hugh Jackman hace un papel increíble, lo da todo por esta ultima vez, logrando una de sus mejores actuaciones con un logan en búsqueda de la redención. Patrick Stewart fue sorprendente también, en un papel donde lo vemos en toda su plenitud, lo amas, sientes el pasar de los años, simplemente tan grande como podrías imaginártelo de una leyenda como es. Dafne Keen también se luce con un personaje fuerte, que agrada a pesar de estar callada casi todo el tiempo y al avanzar la trama solo terminar adorándola mucho más. Es claro que no es una película perfecta, pero aun así se vuelve una de las mejores del género, es algo totalmente diferente, dramático a mas no poder y una despedida digna de unos grandes de los cuales cuesta desprenderse, el adiós es difícil, pero siempre vivirán en todo el legado que dejaron tanto para el género como el universo de los mutantes. Muchas gracias Hugh, muchas gracias Patrick, por todo.

Comments

comments