Kong: La Isla Calavera – Apocalipsis Bestial

Personalmente creo que la película Godzilla (2014) de Gareth Edwards es sin duda uno de los mejores blockbusters de la década. La razón siendo que consistentemente hizo lo opuesto de lo que esperábamos de una mega película: mató a personajes fuera de pantalla, escondió a los monstruos por un largo tiempo, hasta que reveló que estábamos viendo distintos monstruos a los que Godzilla debía enfrentar para salvar a la humanidad. Edwards postergó por tanto tiempo eso, que para el momento donde Ken Wantanabe dice: “Déjenlos luchar!” redujo a la audiencia a un niño entusiasmadísimo con ver a monstruos acabar unos con otros. También, el silencio fue usado expertamente, ya que no hay nada más terrorífico en una película de monstruos que la quietud. Fue un blockbuster raro que se sintió como un director haciendo una película basada en sus propias decisiones, opuesto a los dueños de compañías interfiriendo.

Menciono esa película porque, aunque muchos fans estuvieron felices con esta aproximación, una cantidad igual de grande no estuvo satisfecha con Godzilla (2014) por las mismas razones que mencioné antes: escondió al monstruo por mucho tiempo, mató a personajes de forma distinta, y el lagarto nuclear gigante tuvo menos pantalla que sus antagonistas. Y con la nueva película de Legendary Pictures, Kong: La Isla Calavera, pareciera que hicieron la película basada en las opiniones que tuvo Godzilla. El monstruo titular aparece bastante, no se pierde ninguna muerte y también lleva a un momento de “Déjenlos luchar” entre monstruos. Si eres un fan de las películas de monstruos que no le gustó o que se sintió decepcionado por Godzilla, entonces Kong: La Isla Calavera es el intento de ganarte de vuelta antes de que los dos monstruos se enfrenten. Ese quizás sea la mejor manera de haberlo hecho para una franquicia inclusiva, pero tener más tiempo al monstruo en pantalla en realidad hace de Kong más blanda y aburrida que su predecesora. Y es una lástima porque hay algunos momentos bellamente estilizados que el director Jordan Vogt-Roberts crea, que de verdad deberían gustar a todos.

Kong: La Isla Calavera comienza en 1944 en el Pacífico Sur con un avión Japonés y uno Americano estrellándose en una isla durante la Segunda Guerra mundial. Los dos jóvenes soldados van de dispararse, a combate cuerpo a cuerpo. Es un maravilloso comienzo de una aventura que parece o se siente como “El Principito” o “Las Aventuras de Tintin” hasta que Kong muestra su gigante cabeza para acabar con la conmoción y la pantalla se va a negro. Luego los créditos iniciales nos muestran vídeos de la SGM y pruebas científicas (parecido al de Godzilla) y nos vamos a 1973.

En el 73’, John Goodman y Corey Hawkins fuerzan su paso a la oficina de un senador para pedir fondos para mapear una isla desierta en el Pacífico Sur. Son inicialmente rechazados, pero al estar la Guerra de Vietnam acabando con el abandono de EEUU, y la eminente Guerra Fría con Unión Soviética comenzando, terminan financiando su expedición con la intención de que los rusos no lleguen a la isla primero que EEUU. Sin embargo, necesitarán soldados para escoltarlos. Aquí llega el batallón Vietnamita de Samuel L. Jackson que solo les quedan algunos días de expedición (Jason Mitchell, Shea Whigam, Thomas Mann, Toby Kebbell y extras que morirán en choques de helicópteros) y una fotógrafa de guerra (Brie Larson). La última persona que necesitan, es un rastreador (Tom Hiddleston) porque Goodman y Hawkins creen que la isla es un portal para monstruos del infierno y por supuesto que eso no fue parte de su propuesta de vencer a los comunistas.

Notarás de forma evidente que no me preocupé de mencionar los nombres de los personajes para ninguno de los actores. A pesar del gran elenco, ninguno de esos individuos logra formar un personaje. Se muestran como su faceta de persona famosa y no hacen mucho más que eso. De hecho, aunque se estrellan en esta isla luego de ser derribados por el mismo Kong, sus personajes nunca sucumben a las duras condiciones de la jungla; su cabello permanece perfectamente estilizado, su belleza impecablemente mantenida, no debes olvidar que estas son celebridades en la isla de Kong. Larson en particular es sumamente sub-utilizada (y sospechosamente solo interactúa  con Hiddleston y aunque ella es anti-guerra, nunca interactúa con los científicos, incluso el único otro personaje femenino en su misión, Tian Jing, a diferencia de Larson, ella inmediatamente se apega a los soldados).

El único actor que es dado de la suficiente historia y personalidad para merecer su propio nombre del persoanje es John C. Reilly y su Hank Marlow, que detallaré más adelante. Marlow no es solo una voz de razón sino que es el único real corazón latente de La Isla Calavera.

Pero si nos estamos basando en las opiniones de Godzilla, lo que en verdad quieres saber, es sobre el mismísimo monstruo. Como se ve Kong? Para ser honesto, es demasiado grande. Inevitablemente, el tamaño de Kong es para eventualmente enfrentarse a Godzilla, pero para esta película muchas veces lo hace ver caricaturesco cuando se mezcla con elementos prácticos o actores humanos. Hay una distancia espacial que hace que Kong parezca estar en un campo de existencia separado en lugar de ser una presencia amenazante, incluso cuando está literalmente cara a cara con soldados y llamas. La franquicia del Planeta de los Simios ha perfeccionado la tecnología “Motion capture” porque los simios son del mismo tamaño que los humanos y al ocupar nuestro espacio se ve más natural. Pero debido al tamaño de Kong, nunca se ve real y siempre se ve como que está ocupando un espacio totalmente distinto. (Vale la pena notar que tanto Kebbell como Terry Notary, que trabajaron juntos en el Planeta de los Simios, trabajaron en la captura facial de Kong).

Kong: La Isla Calavera tiene méritos al relatar una nueva historia en la mitología de Kong. Esta es la primera película de Kong (sin incluir las películas de monstruos de Godzilla) que solo está contenida en la isla y no involucra la relación del simio con la mujer rubia. Esta historia se interesa más en la idea de soldados que han pasado años luchando en una guerra sin sentido, sin tener un verdadero final en esa guerra y deseando matar todo a la vista solo porque proporciona un falso sentimiento de justicia, matar a lo que mató a su batallón. Pero sin importar cuantas tomas de un gran sol anaranjado o helicópteros y botes haciendo sonar canciones de la época y anti-guerra, nunca te convencerás de que la metáfora de la guerra carga tanto peso como “Apocalypse Now”, cosa que la película cree que tiene. (Legendary también incluye algunos guiños a Jurassic Park/World al tener a Jackson diciendo “sosténganse de sus traseros” y al tener un ataque bastante parecido al de los pterodáctilos.

Aunque Vogt-Roberts y los escritores Dan Gilroy, Max Borenstein y Derek Connolly trabajan en numerosas referencias a “Apocalyse Now”, es su personaje de Dennis Hopper, el mencionado Marlow, que en realidad identifica a La Isla Calavera. Marlow es un sobreviviente de un choque de avión que ha vivido con los nativos de la isla que adoran a Kong por protegerlos contra los demás monstruos de la isla; ayudado por un increíble diseño de producción, Marlow es nuestro guía de la isla, y aunque a menudo su comedia es un poco excesiva, tiene múltiples oportunidades para construir un buen personaje, cosa que hace. Cuando intenta razonar frente a la sed de guerra de Jackson contra Kong, es uno de los mejores momentos drámaticos de la película. Sin embargo, al ser el único personaje del que preocuparse y con Kong estando solo para luchar, el ritmo se vuelve bastante lento.
Finalmente, aunque Kong: La Isla Calavera presenta algunos momentos que verdaderamente te dejan sin aliento, que incorporan elementos que todos amaron en Godzilla, se siente como una película que fue hecha en un “focus group” y nunca solidifica su identidad. Como el mismo Kong, esta película es grande y pulida pero no tiene una personalidad distintiva.

 

Nota: 6.5/10

 

Comments

comments

El Profesor
El Profesor
Orgulloso contribuyente de Ñoñoverso - Mutante de nacimiento - Si lees esto debes comentar, si no lo haces... lo sabré.