DuckTales (2017) – El regreso de un clásico

Hace aproximadamente un mes atrás, se liberaron los 2 primeros episodios (o “película” de 1 hora como dijeron cuando la estrenaron), titulado “Woo-oo!”, del reboot de Ducktales. Y actualmente, donde gran parte de los reboots (si es que no todos) han sido una gran decepción en el mejor de los casos, no me atreví a ver la serie hasta hace poco.

De vuelta a las aventuras

Recuerdo ver Patoaventuras cuando era menor en televisión abierta en canal 13, y si mi memoria no me falla el espacio se llamaba “Club Disney”. No perdía la oportunidad de ver la serie a pesar de lo que mis padres querían ver (lo transmitían a la hora de la once, creo). Recuerdo el episodio en donde se creó un alto estímulo por un producto que no existía, o como la economía se desplomaba si no se controlaba la cantidad de dinero que ingresaba, pero lo que más recuerdo son las aventuras y la búsquedas de tesoros que Tío Rico McPato y sus sobrinos realizaban; eran aventuras tipo Indiana Jones pero para toda la familia.

Y desde el 2015, cuando anunciaron el reboot, que el temor ha sido enorme. Después presentaron el casting de los actores que pondrían sus voces en la nueva serie de una forma bastante original y el equipo detrás de esa idea definitivamente merece felicitaciones. Pero el temor siempre estaba ahí, especialmente tras las horribles nuevas versiones de Teen Titans GO y las PPG, y bueno, siempre estaba el fantasma de Quack Pack (por suerte saque esos recuerdos de mi mente).

ADVERTENCIA, DESDE ESTA PARTE EN ADELANTE, PUEDE HABER ELEMENTOS QUE PUEDEN CONSIDERARSE COMO SPOILERS, CONTINUE BAJO SU PROPIO RIESGO…

Partiendo con el tema del comienzo, mantuvieron el tema original con un buen arreglo, y la animación que a momentos asemeja como los personajes salen de las páginas de una historieta (un buen detalle) es fluida y divertida.

En la serie nos presentan a un Donald Duck desempleado a cargo de sus tres sobrinos, Huey, Dewey y Louie. Donald es sumamente sobreprotector con sus sobrinos, quienes por lo contrario, desean ir a “explorar” el mundo (o por lo menos hacer algo más que tener cuidado); pero como Donald debe ir a una entrevista de trabajo y no tiene quien los cuide, solamente le queda una desalentadora opción, su propio tío, Scrooge McDuck.

Scrooge McDuck, tenía fama de ser un gran explorador y aventurero, y que gran parte de su fortuna es en parte por este motivo. Los sobrinos inicialmente estaban altamente entusiastas por estar al cuidado de un gran aventurero, prontamente se decepcionan al ver que Scrooge no tiene ninguna intención de compartir tiempo con ellos y son encerrados en una habitación vacía.

McDuck cuelga sus polainas después de… ¿qué lo habrá obligado?

Tras escapar, son capturados por Webby Vanderquack, nieta de la Mrs Beackly, la ama de llaves de la mansión, quien les revela a los sobrinos la conexión que existía entre Donald y Scrooge, y lo cercanos que eran ambos. También los lleva a un salón con una variedad de objetos y reliquias de las pasadas aventuras de pariente; pero el desastre se desata tras liberar a unos espectros. Pero con la ayuda de Scrooge, el cuarteto de jóvenes logra derrotarlos.

Scrooge con su sed de aventuras reavivada decide ir en busca de la ciudad perdida de Atlantis con sus sobrinos y Webby. Mientras Donald consigue trabajo en la empresa del rival de su tío, Flintheart Glomgold, quien también va en busca de la mítica ciudad. La carrera al gran tesoro perdido de inicio.

Louie es el malvado y por cierto, en una esquina la antigua muñeca de Webby

Que puedo decir de estos episodios más que es altamente recomendable, me divertí verla múltiples veces para escribir esta reseña (y de todas formas la hubiese visto), es sumamente entretenida y bien escrita; y lo más importante, mantiene perfectamente el espíritu del original. Muchos reboots actuales deberían seguir lo que Ducktales ha hecho (PPG 2016 especialmente a ti te hablo), no se basan en chistes fáciles ni en lo que esté de moda en internet en el momento; más bien se preocupan de los personajes y la historia alrededor de estos.

Los sobrinos y Webby han sufrido una excelente actualización, los primeros ya no son clones de sí mismos, sino que tienen personalidades distintas entre ellos; mientras que la última ya no es el estereotipo de niña insoportable pero “tierna” que se veía en los dibujos animados de antes, algunos la comparan con Mabel Pines de Gravity Falls, pero yo no encuentro que sea tan así, Mabel es sumamente social, pero Webby no tiene muchas habilidades sociales, pero no por esto es tímida y se queda atrás, porque, al igual que Huey, Dewey y Louie, tiene deseos de salir a conocer el mundo.

¿Qué misterios tendrá ese cuadro?

En conclusión, la serie tiene un excelente comienzo, y una ilusionante temporada por delante. Lamentablemente, en Latinoamérica aún no hay fecha de estreno ni reparto de doblaje (o por lo menos, no al momento de escribir este artículo), por lo que, habrá que esperar para cuando llegue… o verla en algún sitio de internet.

Comments

comments