Detective Pikachu: De la infancia al mundo real.

Tras varios intentos de adaptaciones de mangas y videojuegos, Hollywood podría haber dado en el clavo con Detective Pikachu, la película que nos presenta a un adorable Pikachu con la voz de Ryan Reynolds que debe ayudar a Tim Goodman (Justice Smith) a desentrañar el misterio de la desaparición de su padre, junto a la reportera novata Lucy Stevens (Kathryn Newton) se embarcaran en un misterio que podría cambiar las cosas en Ryme City.

La película es la clásica formula de detective y aventura, si bien la trama no es algo que cambiara la industria ni la narrativa del cine, funciona, hay ciertos elementos que son bastante obvios desde el comienzo y otros que genuinamente no esperaba, en un comienzo puede descolocar a la gente, ya que sus primeros minutos son bastante tristes y en un tono más dramático, pero después todo cambia con la llegada de Pikachu, fácilmente el misterio de su pasado y las interacciones que entre personajes son lo mejor de la historia.

El mundo de Pokémon esta transmitido de manera muy natural, claramente hay caras conocidas pero aquí los pokemones solo son como cualquier otro animal, no exageran los planos para mostrar a los personajes de nuestra infancia, es común ver a un pidgeot o charmander en las calles de Ryme City, es un mundo con el que uno no necesita una explicación por parte de un profesor sobre que son los pokemones, ya la tenemos escrita de memoria en nuestra cabeza, además ciertos eventos de la película incluso podrían usar a los pokemones como un mensaje contra ciertas practicas de varias empresas hoy en día.

Los personajes pueden llegar a dividir un poco la opinión, fácilmente Pikachu se roba la película por unas interacciones y ocurrencias muy chistosas, los humanos a excepción de Tim y Lucy son bastante planos, no hay una gran motivación a saber más sobre otros personajes o una pequeña profundidad, aunque claro es una película de Pokémon y esta saga tampoco brilla por la profundidad de los humanos.

Tim es un personaje que en un principio solo quiere avanzar con su vida, comenzando como un personaje bastante alejado de la idea de cualquier persona en el mundo de Pokémon, hay grandes traumas en su pasado que terminan justificando bastante bien su inicio, su evolución en la trama lo lleva a ser bastante querible.

Lucy es un gran personaje que busca darse a conocer en el mundo del reportaje en Ryme City, a ciertos momentos también aporta con momentos cómicos y logra una buena química con Tim y Pikachu.

En los aspectos técnicos no hay mucho que decir, el CGI es bastante bueno, claramente no es ultra realista pero el diseño de los pokemones funciona bastante bien y nunca sentí que algo pareciera demasiado falso en pantalla.

La musicalización de Henry Jackman suele utilizar los clásicos sonidos de 8 bits junto a una sinfonía, hubiera sido genial escuchar temas clásicos de los videojuegos y anime, tenemos algunos pedazos de estos, pero nada que tome demasiada presencia en momentos importantes del filme, aún así hay un par de temas que se quedaran grabados en tu memoria, podrían haber aprovechado más el material original en este apartado.

La fotografía sorprende bastante a momentos, hay algunos usos inteligentes de las sombras y ciertos colores a veces más neón, pero sin duda fue una sorpresa grata para una película que pasa en locaciones tan distintas pero clásicas del genero detectivesco, utilizaron algunos recursos clásicos como sombras de persianas, neblina y funciono bastante bien.

Detective Pikachu no es la gran película del año, pero sin duda es muy entretenida, con un Pikachu adorable y gracioso, un mundo interesante que te devolverá a tu infancia sufre de que algunos elementos son bastante predecibles, pero los personajes te mantienen atado por el resto de la película, es un gran comienzo para realizar más películas basadas en el mundo de Pokémon.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comments

comments