Cigarrillos del Edén. Por Sophie Artis y Gonzalo Oyanedel

Un grupo de amigos que ya no son tan niños dejan atrás sus recuerdos de infancia y enfrentan el futuro como adultos. La responsabilidad, los últimos años de universidad, la “saudade” del empezar caminos separados para un conjunto de personas que han crecido juntas todo esto y más enCigarrillos del Edén” de Gonzalo Oyanedel y Sophie Artis, esta es su reseña en Ñoñoverso.cl.

Antes

Hace unos meses Acción Comics lanzo al mercado “Cigarrillos del Edén” con el guión de Gonzalo Oyanedel y los dibujos de Sophie Artis; una historieta basada en un grupo de amigos que entre los recuerdos y sus proyectos deparan un futuro no tan claro oyendo rock ochentero, jugando a hacer cine, leer cómics o simplemente tratar de ser felices.

En una secuencia de historias autoconclusivas que conservan una misma linea de hechos más o menos continuos de una a otra, que conforme la clasificación que hace Paloma Corredor en su “El cómic: una historia de imágenes ” (2018, Libsa) pertenece al genero costumbrista que :

” (Utiliza) un estilo realista para hacer una descripción o un análisis de la sociedad. Generalmente, lo que se pretende es hacer una crítica, aunque a veces el estilo es simplemente amable y nostálgico.”

Este grupo de amigos esta compuesto por Lourdes una rockera que la autora dibuja basandose absolutamente en la imagen de la Cyndi Lauper de los ’80 (de cierta viñeta hay un dibujo de perfil en que lo único que esperas es el momento en que empieza a cantar “Girls Just Want To Have Fun“) ella es coleccionista de artículos pop, vegana, comiquera y entre la memoriabilia y su guitarra lleva sus días; siempre está  junto a Miranda que es la más pragmática y “adulta” del grupo, con quien Lourdes comparte portada en este número.

Ellas dos van desenvolviendo la historia y presentándonos a los demás personajes como Boris, un gordito libidinoso (todos hemos conocido a alguien así) fan del gore y el más friki del lugar. Ailén quien representa la dulzura y emotividad del grupo, de ella y sus comentarios viene el golpe a la nostalgia y finalmente Tomas, quien produce el quiebre en la historia y hace reflexionar a cada uno de sus integrantes pero que también es el personaje más plano y el que tiene menos desarrollo sicológico.

Durante

Sobre el guión y argumento

Siguiendo lo que ya se hace habitual por estos días y sobre todo en las colecciones de webcomics que llegan al papel, sumar una serie de historias cortas en un sólo comic book con una única linea más o menos reconocible y continuable hasta el final del arco autoconclusivo y gracias a lo cual podemos llamar este tipo de relatos: novela gráfica. Oyanedel nos presenta un collage de recuerdos e imaginario pop.

“Pero el resto…dale con que están en otra o viviendo <<el mundo real>>. Si su único cambio es tener más plata…Al final, su única rebelión era contra lo que no podián comprar”. Cigarrillos del Edén.

Por de pronto, imposible no relacionar al gordito Boris y su hobbys con una conocidísima serie noventera: “Dawson’s Creek“. Otro habitante de planeta “Cigarrillos…” es un personaje idéntico al hermano de Paul Joshua “Paul” Pfeiffer de la serie “Los años maravillosos”, hermano que era un motonetista muy al estilo James Dean en el Estados Unidos suburbano de principios de los ’70 y quien se convierte en el héroe e ídolo de los niños del barrio.

Y de eso trata el argumento de esta historieta, una serie de guiños más o menos queridos a los lectores buceando en sus años maravillosos y en sus recuerdos. Un collage de reflexiones y memorias, y en mi opinión (y solo para mi)  esa misma es la razón que produce su mediocridad argumental. La historia se vuelve tan dispersa que da la impresión que los personajes cambian después de cada “fin del episodio”, es un cómic que sólo en su último tercio se justifica y toma ritmo, pero si sólo 28 páginas son rescatables…¿por qué tiene 64? .

Gracias a Tom King volvimos a aprender la lección de que una historia sencilla puede ser fuera de serie simplemente por estar bien contada, tener pocos elementos no significa carencia de ideas o argumento y que muchos hilos hacen perder el tejido o a Teseo en el laberinto del Minotauro. Cómo dicen Robert BrowningLudwig Mies van der Rohe: “Less is More” (menos es más) casi siempre es mejor.

Sobre el dibujo

Sí, tengo mis peros sobre el argumento pero quede gratamente asombrado por los lápices en absoluto blanco y negro de este cómic. Sophie Artis tiene una linea rápida y delicada lograda con su tiralíneas, alcanzando con ello un dibujo ágil y de primera. Te mencionaba más arriba cierto personaje que se parece mucho a Cindy Lauper (y tal vez a la propia Sophie) que sintetiza los trazos de la autora, lineas sencillas y resueltas pero que se traducen en una preciosa caricatura, que expresa a través de sus ojos y gestos sentimientos o emociones que el argumento no alcanza a reflejar, una metafora visual en toda regla según la ya mencionada Paloma Corredor.

Si quieres comprar “Cigarrillos del Edén” es el dibujo de Sophie la razón que basta y el motivo suficiente.

Después

Te decía más arriba “Cigarrillos…”es un guiño versionado de “Dawson’s Creek” en sus últimas temporadas, con mucha menos capacidad adquisitiva de sus protagonistas y con las hormonas más amarradas. Una lectura en cómic de un motivo eterno: la amistad.

Situados en un Santiago urbano de principios del siglo XXI que podemos reconocer, y reconocernos absolutamente en él porque ¿quien no fue absolutamente feliz encontrando en el más perdido quiosco de su pueblo una joya del noveno arte publicado hace varios años originalmente y que él quiosquer@ no  devolvió simplemente por regalarte ese momento (o porque empezaba a sufrir de mal de Diogenes)?  o ¿ cuando compraste uno de esos demenciales objetos de coleccionista con una gran dosis de viñetas que llegaban al país cómo lastre y que simplemente decidimos llamar “Tacos Zinco”?.

Ver los videos que grabó un@ amig@ aspirando a ser el nuevo “Spielberg”; los cassettes regrabados; comprar en las pulgas juguetes de una colección que alguna vez se vendió por un billete de quinientos  pesos y tres tapas de alguna bebida cola, tiempo en que quedar de acuerdo en un determinado lugar y en cierto horario era la única manera de asegurarte poder hablar con un@ amig@, antes de que todo eso empezara simplemente a pasar haciendo un click y esperando en tu casa.

Sobre esta “saudade” en un cómic que es un collage noventero de cosas que ya fueron y que está bien que así sea, eso es “Cigarrillos del Edén” porque citando a Antonio Machado: ¨Todo pasa y todo queda…”.

“El taco recopila lo que va del 212 al 215 con las dos sueltas se cierra esa etapa. Vienen historias de Kaluta, DeMatteis, Michel Golden…No son tan buenas como las más antiguas”. Cigarrillos del Edén

Para terminar

“Fin del volumen”… dice el último cartucho ¿Vendrá “Cigarrillos…2? mientras tenemos dos cosas seguras: si hay segunda parte ojalá mejore el guión, alcance mejores cotas y logré un mejor desarrollo del relato. Y sobre el dibujo me paso como la primera vez que escuche a Julius Popper, supe que eso era muy bueno y quería que volviera a pasar. Los lápices de Sophie Artis son de primera.

64 páginas; cómic chileno costumbrista noventero; un argumento mejorable y un dibujo precioso por todas esas cosas y más te recomiendo echarlé una ojeada a “Cigarrillos del Edén” por Gonzalo Oyanedel y Sophie Artis.

Hasta la próxima…

 

 

Comments

comments

Ben
Pin ups, cerveza, marihuana y comics, ¿dije que me gustaba la cerveza?, así, ya lo dije, eso es todo...