Reseña: Catwoman el gran golpe

Hace ya un buen tiempo murió un grande dentro de la escena comiquera, Darwyn Cooke fue una persona que supo mantener su estilo propio frente a las diferentes etapas que sucedieron en las dos grandes editoriales, además de tener un gran papel en esa infancia donde nos pasábamos viendo las series de los 90’s de DC como Batman, Superman y el más influenciado por el cómo animador, Batman Beyond. Puede que para algunos fue alguien que pasó desapercibido, un fantasma que nos dio las herramientas necesarias para meternos en el mundo del noveno arte, las ruedas de entrenamiento para la abismal cantidad de historias en papel que nos vendrían más adelante. No pienso aburrirlos mucho más con esto, procedamos con lo que realmente importa. Selina Kyle fue dada por muerta, pero nada es lo que parece y nuestra dulce gata necesita volver a empezar en Gotham, sin dinero ni trabajo Selina se conseguirá un golpe arriesgado al más puro estilo Heist Movie.

La historia nos muestra la historia de nuestra amada Catwoman siendo estafada con una falsa reliquia, por lo cual debe volver con la cola en las piernas, ideando como recuperar su dinero y comenzar de nuevo en Gotham, entre sus amistades surgirá un plan para asaltar un tren lleno de dinero de la mafia, algo arriesgado pero Selina se verá obligada en ejecutar un golpe, por lo cual reunirá un equipo para llevarlo a cabo. Dentro de esto también tenemos una vieja historia de la misma Selina con un viejo conocido de su pasado, siendo estos dos los pilares de la trama. No es compleja pero está muy bien llevada en diferentes actos, cada acto es narrado por diferentes personajes lo cual da contrastes muy interesantes, además de enganchar aún más al lector, manteniendo el toque de Cooke con esa sensación de que estamos viendo una historia que fácilmente podría ser una película noir.

El dibujo de Cooke es algo que siempre pegaba con la historia, su estilo más cartoon una vez más se funde con el guion, tenemos unos personajes únicos, acción bien plasmada, pura y dura, todo dentro de un manejo de diseños únicos, que despierta ese elemento de nostalgia al recordarnos a las viejas series de TV, puedes imaginarte toda la historia animada, algo que pocas veces un autor logra que quisieras ver en la pantalla, algo tenia Cooke que lograba plasmarse con su estilo de una forma que solamente él podía hacer calzar de una forma perfecta.En pocas palabras, es una historia muy divertida, un concepto no demasiado original pero si muy bien llevado, muy recomendable para todos, además de tener uno de los dibujos más memorables que despertará ese infante dentro de ti.

Comments

comments