Reseña: Brutal Nature – Cicatrices de la conquista

En plena conquista española, el ejército se enfrenta a grandes animales y criaturas identificables, el lord de un pueblo y su frey recurren a un misterioso inquisidor. Mientras tanto en la jungla, un joven bendecido por los dioses se enfrenta a un futuro inevitable. Brutal Nature es una miniserie escrita por Luciano Saracino y dibujada por Ariel Olivetti.

La historia está protagonizada por Ich, un guerrero sudamericano, el cual se enfrenta a la plaga española que azota a su gente. Esto nos embarca a como Ich busca aprender más sobre los españoles, como detenerlos y cual destino le depara. El relato busca mucho que el lector reflexione de la naturaleza humana, es un mensaje bastante presente durante todos los números que conforman esta miniserie, varios personajes hablan sobre las consecuencias de esta conquista, pero sabes que estas palabras van dirigidas a una reflexión sobre qué tan manchada esta la tierra sudamericana. Es una historia de genocidio, que maneja 2 tramas con una gran atención al desarrollo de sus personajes y durante los 4 números esto se mantiene muy bien balanceado, nunca hostiga ni se hace predecible.

El protagonista comienza en un gran dolor debido a las matanzas causadas por los españoles, pero, mientras avanza la historia, vamos viendo como nunca deja de ser sabio, busca consejo cuando lo necesita y gran parte de su personaje está totalmente conectado con la jungla, es un emisario, realmente empatizas con su causa y dolor. Sebastian de Loup es un antagonista que se roba la atención del lector al instante, sin duda es el mejor personaje de esta historia, intrigante, sádico, aunque posee un alma poética a la hora de dialogar, tiene una visión muy particular, lo que igual complementa con Ich, mientras nuestro protagonista es una fuerza de la naturaleza, sabio como esta y que hará lo que sea para salvar a su gente, Loup, es un estratega que no teme en hacer cosas repugnantes para obtener información sobre su enemigo y como encontrarlo. Todo este juego de quien caza a quien hace muy amena la lectura, deja muchos momentos para el impacto y a final de cuentas quieres ver más de los personajes.

El dibujo de Ariel Olivetti es algo fácilmente reconocible estos días, la increíble cantidad de detalle que ofrece, junto a los diseños de cada personaje o lugar, son viñetas que puedes contemplar por días, a momentos hay cosas que parecen fotografías y en otras hay emociones muy bien dibujadas. Sin duda es un dibujante que nunca defrauda y del cual siempre recuerdas alguna viñeta.

Brutal nature es un trabajo interesante, no teme en traicionar al lector y es un constante recordatorio de las atrocidades que cometió el ser humano en el pasado, además, de hacer respetar aquellas sociedades que ya no están y sus dioses olvidados. Fuera de eso es una lectura entretenida, se hace muy rápida y cuenta con un arte increíble.

Comments

comments