Blade Runner 2049 (sin spoilers): Una nueva experiencia en un futuro obscuro

Hace 35 años llego Blade Runner, una película adelantada a su época y que revolucionaria todo un género, la obra de Riddley Scott ha sido una constante influencia en videojuegos, cineastas, música, literatura, etc. Por el lado personal soy un declarado amante de la primera Blade Runner, es una película que dejo una gran marca en mi persona, me dejo inmerso en su ambientación, filosofía, diálogos y tono único. Con el aviso de una continuación por parte de un equipo increíble, compuesto por, Denis Villeneuve, uno de los más grandes cineastas del último tiempo, Roger Deakins un director de fotografía longevo que ha forjados planos maravillosos (No Country for Old Men, The Shawshank Redemption, etc.), una banda sonora compuesta por Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch, quienes tenían el trabajo de igualar la música de Vangelis. Con todo esto solo faltaba el cast, compuesto por, Ryan Gosling como Oficial K, Harrison Ford volviendo como Rick Deckard; Ana de Armas como Joi, Sylvia Hoeks interpretando a Luv y Jared Leto en el papel de Niander Wallace.

La historia está situada 30 años después de la primera entrega, esta vez, protagonizada por K, un Blade Runner que se ve involucrado en un caso extremadamente complejo, el cual podría cambiar todo su mundo, ante lo cual Niander Wallace pone especial atención en este, mientras K progresa con el caso, se ve inundado por diferentes emociones, así mismo con información que no puede caer en cualquier persona, emprenderá un largo viaje para obtener todas las respuestas necesarias, esto lo guía con Rick Deckard quien esta traumatizado debido a eventos que sucedieron en este transcurso de tiempo. Algo importante, es que realmente no es necesario haber visto la primera película para ver 2049, pero, obviamente es muy recomendable verla y también los 3 cortos hechos este año, que dan más backstory a muchas cosas exploradas en 2049.

La trama no duda en dar vuelta el panorama del espectador, tiene muchas sorpresas, más de una vez mi cabeza estaba por explotar, también tiene esa estructura narrativa poco convencional que Villeneuve acostumbra, esto juega mucho con las expectativas que uno forma. Cuenta con mucha profundidad, mantiene temáticas de la primera como el significado del ser humano, cual es la barrera entre humanos y replicantes, manifestándose de una forma más clara en esta película, nuevamente dejando mucho para meditar. El guion es increíble, teniendo diálogos y momentos que cobran un gran significado mientras la historia continua, siendo varios de estos recordados en off para dar el gancho previo a la siguiente vuelta de tuerca. Siendo honesto, es todo lo que esperaba, tiene mucha intensidad, tanto en diálogos, momentos en solitarios y acción. Empatizas mucho con diferentes personajes y realmente sientes todo lo que está sucediendo, lo que te lleva por un viaje de emociones, pero, sigue siendo una película de Villeneuve, así que tiene ciertos elementos del director que podrían no gustarle a todo el mundo, aunque se apega de manera increíble al tono hecho por Ridley Scott en 1982.

Las actuaciones son muy convincentes por parte del cast, Ryan Gosling está interpretando a un papel que ya lo hemos visto hacer en cierta forma, pero, K es un personaje con el cual crece una conexión muy fuerte, realmente puedes planteártelo como una persona. Esto es algo que se repite en todas las interpretaciones relevantes, Harrison Ford hace una de sus mejores trabajos en mucho tiempo, se nota que en cada escena puso toda su pasión, Deckard es un personaje dolido que ha cambiado más que nadie para proteger el futuro. Ana de Armas se luce interpretando a Joi, quien acompaña a K como un soporte clave, muchas veces nos hace olvidar de las divisiones que existen entre máquinas y humanos. Jared Leto logra un críptico pero atemorizante Niander Wallace, es un personaje que se disfruta mucho más si se ve el corto 2036: Nexus Dawn, tiene una convicción terrible que lo llevara a desenterrar cosas del pasado para lograr abrir el secreto que tanto lo obsesiona, aunque, siento que el papel podría haber sido interpretado por cualquiera.

Técnicamente hablando, merece una nominación total, el diseño de sonido replica lo asombroso que fue en Arrival, los efectos visuales están increíblemente logrados, le dan vida a la ciudad y nunca quedas con la sensación de que algo se exagera. Roger Deakins presenta uno de sus mejores trabajos, sino el mejor, no hay un solo plano en el que no me asombrara, su composición, iluminación, paleta de colores y diferentes elementos visuales, es simplemente maravilloso al ojo, en ciertos momentos parece haber rescatado colores de Sicario para algunas ambientaciones, el mundo de Blade Runner es la excusa perfecta para que Deakins no tuviera limites, la luz es ocupada de formas que solo podrían funcionar en algo futurista, el resultado es simplemente la mejor fotografía que he visto en un buen tiempo.

La banda sonora de Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch debía hacerle peso a la de Vangelis en 1982, era un aspecto muy esperado por todos, el producto final es épico, está totalmente igualado a Vangelis, es de esos soundtrack que no están hechos para acompañar escenas, sino que están entregando y jugando con la percepción de una manera única, hay ciertas reversiones de piezas compuestas por Vangelis que supieron introducir en momentos claves y realmente me pusieron al borde de las lágrimas. El soundtrack por si solo es una obra maestra y realmente pienso que envejecerá tan bien como el primero, lo que es algo loco, considerando que se necesitó más de un autor para equiparar a Vangelis.

Me quedo corto al decir que Blade Runner 2049 es una obra maestra en toda regla, es una película única, deslumbrante, que tiene su propio ritmo y mientras avanza logró intriga, dolor, felicidad, empatía, todo aspecto se cumple de sobremanera. Si la película no se llamara Blade Runner, sería una obra maestra igual, no hay pretensiones de fijar algo para más películas, está hecha para ser lo que es y dejarte helado por horas. Como un devoto de la primera Blade Runner, estoy totalmente fascinado con 2049, realmente me recuerda por qué ir al cine debería transportarte a lo que se proyecta, ser algo que llegue al centro de cada espectador y entregar nuevos valores o pensamientos para perdurar en su memoria. Esto es Blade Runner 2049, es cine en su estado más puro y deberías ir a la sala con la pantalla más grande, los parlantes de mejor calidad y experimentarla.

Comments

comments