Aquaman: Un orgasmo visual arruinado por un mal guion.

Este año 2018, DC Comics y Warner hicieron una jugada extraña en lo que se refiere a su universo extendido de películas ya que, si miramos a la competencia, esta saco tres películas y una de ellas es uno de los filmes más taquilleros de la historia, pero por el contrario Warner aposto todo a fin de año e ir a la batalla con una película de uno de los personajes más infravalorados de los cómics, nada más y nada menos que Aquaman.

Luego de que la última película de DC fuera Justice League digamos que la vara tampoco era muy alta de superar y debido al personaje que es protagonista de este filme, las expectativas no eran demasiado altas al menos en el púbico general, por lo que sorprender a la audiencia y entregarnos al menos una digna entrega del Rey de Atlantis no debía suponer una tarea muy complicada ¿o sí?

Resumen

Aquaman es una película dirigida por James Wan, protagonizada por Jason Momoa (Aquaman), Amber Heard (Mera) y Patrick Wilson (Ocean Master). Nos cuenta la vida de Arthur Curry luego de los acontecimientos de Justice League en donde con ayuda de Batman y compañía, enfrentó al villano Steppenwolf, ahora, por un lado Aquaman es un metahumano que se dedica a atrapar piratas y criminales en el mar, pero por otro lado intenta pasar desapercibido en su vida cotidiana y visitar a su padre de vez en cuando. Todo iba relativamente tranquilo hasta que a Orm Marius el actual rey de Atlantis y el hermano de Arthur interpretado por Patrick Wilson (a quien podemos recordar por interpretar a Nightowl II en Watchmen) decide comenzar a reunir un ejercito marino para eventualmente atacar a la superficie y a los humanos que viven ahí.

De esta manera, Arthur, deberá regresar a Atlantis para reclamar el trono como legitimo rey de esa nación y detener los planes de su hermano de destruir todo el mundo, aunque para poder hacerlo debe primero conseguir el mítico tridente del rey Atlan, el cual lleva años perdido y le permitirá a Aquaman ser el gobernante de Atlantis. Para esta misión tendrá como aliados a Mera, la princesa de otra de las naciones del mar y prometida por conveniencia de Orm Marius, y a Vulko (interpretado por William Dafoe) quien es el consejero del rey y mentor de Arthur ya que lo cuidó y entrenó de niño por pedido de la reina Atlanna, madre de Aquaman y Ocean Master (interpretada por Nicole Kidman) quien fue sacrificada por el gobierno de Atlantis cuando se descubrió que había tenido un hijo con un humano.

Obviamente en el camino nuestro protagonista tendrá otras dificultadas, como enfrentarse al villano Black Manta quien quiere vengarse de Arthur, ya que lo responsabiliza por la muerte de su padre debido a que Aquaman no lo quiso salvar cuando atacó su submarino y prefirió dejarlo morir porque era un pirata.

 Análisis

Partamos con las cosas buenas, las escenas de acción que tiene la película son buenísimas, muy dinámicas, muy entretenidas, en donde se nota la mano del director, sobre todo en un par de escenas plano secuencia que nos recuerdan un poco a las vistas en las series del Universo Marvel/Netflix, pero aquí con un presupuesto mucho mayor y unos efectos especiales bastante decentes que hace que se vean impresionantes en la pantalla grande.

Ahora, hablando de los efectos especiales, la utilización de estos en el fondo marino, en los seres vivos que ahí habitan y en la ciudad de Atlantis son verdaderamente lo mejor de la película, las tonalidades y colores vivos se usan perfectamente, siendo muy llamativos para la vista del espectador sin llegar a incomodar en ningún momento, también las criaturas creadas con CGI son bastante buenas y se nota que hay un nivel de detalle elevado por parte de los diseñadores y de la producción en ese punto.

Lamentablemente, en mi opinión, la película tiene mas cosas negativas que positivas. Partiendo por una historia bastante simplona (y vamos a obviar sus similitudes con Black Panther) que es la típica del superhéroe que tiene que enfrentar a su némesis para salvar al mundo, lo cual tampoco está mal, o sea Ant-Man siendo para mí la película de superhéroes típica por excelencia es lo mismo que esta y funciona, el problema es que Ant-Man es honesta, no pretendía nada más, sólo ser una película para pasar el rato y ya, en cambio aquí siento que Aquaman intenta ser la mejor película del DCU y mostrarnos a un Aquaman mucho más “cool”, pero vamos no me puedes intentar presentar un Aquaman cool sólo por tener a Jason Momoa haciendo de Jason Momoa y que la habilidad más genial del personaje -y que prácticamente es un elegido por tenerla- sea hablar con los peces cuando hasta Batman en Justice League se burla de ella. Además es muy predecible, o sea desde el primer enfrentamiento entre Aquaman y Ocean Master uno se puede imaginar como va a terminar la película y todo lo que va a ocurrir de ahí en adelante, lo cual es bastante malo ya que la película no tiene ningún giro argumental que nos de alguna sorpresa y por lo tanto tenemos que esperar a cómo van pasando los minutos y como van sucediendo los acontecimientos que ya media hora antes nos imaginábamos que iban a ocurrir.

Otro punto bajo es que, si antes hablé del excelente CGI que había en las criaturas y debajo del agua, ahora hablo del pésimo CGI sobre el agua y sobre todo el de los padres de Aquaman a quienes hicieron más jóvenes, pero se veían horriblemente mal hechos, no es por comparar con Marvel de nuevo, pero Michael Douglas en Ant-Man o Robert Downey Jr. en Civil War se ven mucho mejor, de hecho me pareció bastante lamentable que el actor que interpreta al padre de Aquaman es el mismo que interpreta a los clones en Star Wars: El Ataque de los Clones y La Venganza de los Sith y los efectos se vean prácticamente igual que en estas películas siendo que tienen más de diez años.

Por último, en el aspecto de la música, el Score está bastante bueno, de hecho, mantiene el buen nivel que tienen las películas de DC en este sentido, obviamente no supera a la de Wonder Woman que para mí tiene el mejor score, pero si es muy agradable de escuchar y va muy bien con las escenas. El punto negativo de la música es el Soundtrack y no porque sea malo (además de que esto es bastante subjetivo) sino porque están muy mal colocadas, hay escenas que se ven ridículas y parecen mas una escena de Baywatch con Dwayne Johnson y Zac Efron que una escena de una película de superhéroes.

Conclusión

Finalmente nos quedamos con una sensación amarga de una película que intentó dar mucho más y que no lo consiguió, una película que nos presenta como enemigos a los dos villanos más importantes del personaje en la primera entrega y se queda sin muchas opciones para una eventual secuela, que por lo que está recaudando la película yo creo que estaría casi confirmada. En conclusión una película que vale mucho la pena por sus efectos especiales y su acción pero con una historia que deja bastante que desear intentando presentarnos algo diferente y que termina siendo la típica película de superhéroes.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comments

comments

Joaquín
Un pobre escritor primerizo que intenta comunicarle al mundo su opinión a cerca de las cosas que ve y lee, me declaro FanGirl de Daredevil, además de un fanático de la narrativa gráfica, las películas, los libros y las series.