1917: Una tensión constante

Las escenas grabadas con la técnica de plano secuencia (esto es, que la escena a priori no tenga cortes) suelen ser siempre bastante alabadas por todo el mundo debido a la dificultad que tienen estas secuencias, ya que tanto director, como camarógrafos, actores y en general, todo el equipo de grabación deben tener una excelente coordinación entre todos ellos para poder realizarlas.

Ahora, realizar un largometraje entero con esta técnica es algo muy poco común dentro de la industria cinematográfica debido a que, como mencioné anteriormente, implicaría una tremenda dificultad para todo el equipo, no obstante esto es igual algo que se ha realizado y de hecho, con muy bueno resultados. Como ejemplo podemos mencionar la cinta ganadora del Oscar a Mejor Película en el año 2014, Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance) dirigida por Alejandro González Iñárritu y protagonizada por Michael Keaton, la cual utiliza el plano secuencia, sin embargo, este no es el único ejemplo ya que el filme del cual vamos a hablar ahora también es un tremendo exponente de esta técnica cinematográfica.

Sinopsis

1917 es una película de guerra dirigida por Sam Mendes, protagonizada por George MacKay y Dean-Charles Chapman, además de contar con la aparición de los conocidos actores Benedict Cumberbatch y Mark Strong. El filme nos cuenta la historia de los cabos Schofield y Blake, miembros del ejército británico, los cuales deben realizar una misión en el contexto de la primera guerra mundial, específicamente al norte de Francia en el año 1917 (de ahí el nombre de la cinta). La misión consiste en que ambos soldados tienen menos de un día para entregar un mensaje a otro batallón para cancelar el ataque en contra de los soldados alemanes debido a que estos últimos se habían replegado con el objetivo de que los atacaran y así agarrar por sorpresa al bando británico. De este modo ambos soldados se embarcan en un viaje a pie en el que arriesgaran sus vidas en pos de salvar a miles de sus compañeros.

Comentario

Partiendo con la historia, esta la verdad es bastante simple. Es casi un periplo del héroe en donde los protagonistas tiene que ir desde el punto A hasta el punto B y entremedio de ambos lugares tendrán que sortear ciertas pruebas y desafíos que en ocasiones, los harán dudar de continuar con el viaje. De todas formas, pese a su simplicidad, la historia funciona de buena manera y en cierto modo, es también una excusa para ir mostrando los horrores que los personajes se encuentran en el desolado campo de batalla.

Otro punto positivo es que la cinta te mantiene en una tensión constante debido a que no hay certeza de que ambos soldados logren cruzar de buena manera el campo de batalla, el espectador siente miedo de que en algún lugar pueda haber alguna trampa, una bomba o inclusive un soldado alemán esperando para asesinarlos, esto además se logra a la perfección con la técnica de grabación que se utiliza que es la de plano secuencia. A lo largo de toda la película la cámara va siguiendo a los protagonistas durante su viaje como si no hubieran cortes durante la grabación (igualmente los hay y se pueden identificar, como por ejemplo cuando la pantalla se va a negro o cuando la cámara gira de manera rápida y brusca, esos son momentos que los directores utilizan para cortar la escena pero que pasan totalmente desapercibidos para el espectador), esta técnica da la sensación como si el espectador estuviera en un videojuego por lo que puede sentir la incertidumbre de no saber lo que va a venir en la siguiente escena y esto obviamente logra que las personas puedan meterse mucho más en la película.

Las actuaciones no están para nada mal aunque tampoco es que se les exija mucho a los actores, no obstante, la mayoría de los personajes resultan ser bastante carismáticos y gracias a esto el espectador se puede encariñar fácilmente con ellos y tener un temor a “perderlos” lo que aumenta la tensión dentro de la cinta. Por otro lado, el que sean carismáticos ayuda a que en ciertos momentos logren relajar la tensión con alguna broma entre ellos, cosa que se agradece y es totalmente necesaria para alivianar el momento y poder hacer que el espectador se relaje así nuevamente, ira poco a poco ganando tensión.

Ya mas en el apartado técnico, la música que utiliza es perfecta para acompañar todo el viaje, suele ser bastante rápida y de suspenso lo que hace aumentar mucho mas la tensión que exuda la cinta y cuando sucede algo inesperado tiende a subir el volumen o dar ruidos fuertes recordando a lo que se hace en las películas de terror. Otro punto para destacar son los escenarios, los cuales están muy bien armados, el campo de batalla es horrendo pero en el sentido de que es una guerra y tiene que ser así, por lo que están perfectos, además a veces también los personajes entran a lugares cerrados en donde la iluminación es muy baja ayudando a que la película prácticamente se convierta en un thriller en esas partes o también se utilizan para que los protagonistas tengan escenas más íntimas. En todo caso a veces se nota que están en un estudio de grabación cerrado en algunas partes (solo algunas porque probablemente la mayoría de la película se grabó en exteriores) y en verdad la escena está transcurriendo en el exterior, sin embargo, esto no es algo que incomode en lo absoluto.

Conclusión

1917 es una excelente película digna de ir a ver al cine, en serio, este es uno de esos casos en que la experiencia cinematográfica es fundamental vivirla en una pantalla grande para sentir casi en primera persona el viaje de los protagonista y toda la tensión que la cinta conlleva. Pese a que la historia pueda parecer simple, esto se compensa con la excelente técnica cinematográfica que utiliza de buena manera además de todas las emociones que logra crear en el espectador, además de que técnicamente es muy destacable.

Mucho se ha hablado de que si la película merecía ganar como mejor drama en los Golden Globes. En una opinión totalmente personal e intransferible de mi persona, creo que cintas como Joker, The Irishman o incluso Marriage Story eran mucho mejor tanto en peso de la historia como en actuaciones, no obstante, 1917 es muy superior a nivel técnico, además de que logra crear emociones y por sobre todo una gran tensión en el espectador a diferencia de las otras películas, salvo quizás Joker en algunas partes, aunque no de la manera en que lo hace 1917, por lo cual la decisión era bastante complicada, pero viéndolo desde ese punto de vista quizás se entiende la decisión de que haya sido la ganadora.

Agradezco a Andes Films por la invitación para haber podido ver esta película.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comments

comments

Joaquín
Escritor de Ñoñoverso y Fanboy de DC (aunque igual me gusta Daredevil de Marvel).