13 Reasons Why: El juicio de la verdad

El año pasado vimos como Netflix adaptó la novela de Jay Asher, 13 Reasons Why, en un formato de serie de 13 capítulos. A lo largo de esta primera temporada, nos encontramos con temas delicados como el suicidio, bullying y abuso sexual, todo contado a través de 13 cintas de casete que relataban él porque del suicido de Hannah Baker. Cada capitulo nos mostraba una realidad mediante uno de los 13 casete que dejó previo a su muerte. La serie fue en gran parte bien recibida por el publico juvenil, pero no estuvo exenta de criticas por la forma de llevar los temas frágiles previamente hablados. Estas situaciones dejan una pregunta clave: ¿Pudo Netflix contar una segunda temporada 100% original que estuviera a la altura de la primera?

La primera temporada de la serie nos mostró a Hannah como una victima de la cultura de bullying que se realizaba en su colegio (Liberty Highschool), nos mostró como cada uno de los integrantes de la cinta la dañaron de tal forma que decidió quitarse la vida. Fueron 13 capítulos donde se nos explicaban los malos tratos de 13 distintos personajes a Hannah, un personaje por capitulo. Ese era el tema central de la primera temporada, demostrar porque una chica llegó a suicidarse. En cambio, en la segunda temporada no nos encontramos con mensajes dejados por Hannah, si no que nos encontramos con la supuesta verdad relatada por estos trece personajes en el juicio entre el colegio y los padres del personaje principal.

Durante el inicio de esta temporada nos encontraremos con un formato de narración similar al de la primera temporada, en vez de narrar la verdad sobre un personaje a través de las cintas, en esta ocasión varios personajes se encargarán de contar su perspectiva sobre el suicidio de su compañera, es decir gran parte de los capítulos gira en torno a lo que dice un personaje en el estrado, contrarrestando o apoyando lo que dijo Hannah sobre el o ella. Este método de narración otorga nuevos datos a la historia de Hannah, ya que se revelarán cosas que no se mencionaron en las cintas, cosas que pueden resultar verdaderas o falsas dependiendo de quien diga el testimonio, pero que muestran que Hannah ocultó varias cosas. En mi opinión esta nueva forma de desarrollar los capítulos no me causa la sensación de factor sorpresa de los capítulos de la primera temporada (salvo en algunos casos), ya que los datos añadidos por sus personajes no resultan tan impactantes como los relatados por Hannah. Además de ver a Hannah en estos flashbacks de los nuevos relatos, nos encontramos con ella mediante su aparición en la mente de Clay, quien empieza a ver a la chica que amaba mediante apariciones mentales, las cuales le traerán malos ratos a lo largo de estos 13 capítulos.

Algo que cabe destacar de la nueva temporada es como al inicio de esta se otorga información de ayuda y una advertencia de lo difícil que puede ser ver la serie si se tiene problemas emocionales, siento que el impacto que generó la primera parte dio paso a Netflix a fijarse mas en esta problemática, por lo que crearon un sitio web para ayudar a quien lo necesite, un sitio web del cual se habla al final de cada capítulo en los créditos

En cuanto al desarrollo de personajes respecto a la primera parte, siento que está temporada genera cambios en la perspectiva del espectador sobre gran parte del grupo de personajes. Lo más probable es que pases de odiar un personaje por lo que hizo, a quererlo por sus nuevas acciones, como también puedes pasar a odiar a un personaje aún más.

Si la primera temporada trajo consigo escenas fuertes, en esta temporada encontraremos más de estas, por lo que es recomendable estar preparados para su visualización. De todas formas, al inicio de los capítulos que contienen estas escenas, Netflix puso una advertencia indicando de que tratara lo que vamos a ver, para poder prepararse mentalmente a lo que viene.

Ahora vamos a la respuesta a la pregunta inicial. En mi opinión Netflix logró relatar una buena historia original, con aún más problemas y con un toque aun mayor de drama, pero la primera temporada tenia un factor sorpresa, no conocíamos las razones del suicido y íbamos aprendiendo cada una a medida que avanzábamos los capítulos. Esta temporada carece de eso, las cosas nuevas que aprendemos no generan ese mismo impacto, salvo en algunos casos, pero que generan un impacto leve de todas formas. eso si destaco el desarrollo de los personajes como lo mencioné anteriormente, uno se encariña harto con los personajes buenos dentro de la serie. Es por estas razones que yo sí creo que la segunda temporada está a la altura de la primera, no es mejor, pero si logrará satisfacer a los fans de la serie.

Comments

comments